SE TRATA DE UN COMADANTE Y UN ALFEREZ

Identificaron a gendarmes tripulantes de la avioneta que cayó en Las Heras

El piloto y copiloto de una avioneta de Gendarmería Nacional que esta tarde se precipitó en el patio de una casa de la zona céntrica de Las Heras.
jueves, 29 de octubre de 2015 · 09:42
Frente a una escuela y perecieron instantáneamente, fueron identificados como Mauricio Meyer y Sebastián Luque. La tragedia se produjo luego que se desprendiera el ala izquierda a consecuencia de un fuerte temporal de viento que imperaba en la zona, con ráfagas que alcanzaban los 80 kilómetros por hora en superficie.

Los vecinos escucharon una fuerte explosión alrededor de las 16.15, seguida del incendio de la parte delantera del fuselaje de la aeronave que no se desintegró totalmente ya que al momento de producirse el accidente la misma volaba a baja altura.

El fatal suceso pudo haber tenido consecuencias aún más trágicas porque la avioneta, que sería un Pilatus PC, cayó a 60 de la Escuela Primaria N° 84, donde decenas de niños se encontraban en clase y fueron evacuados de inmediato por docentes y policía de la Comisaría Seccional Primera que se encuentra a solo una cuadra del sitio de la tragedia.

Minutos antes, varios vecinos la habían visto sobrevolar en círculos erráticos la zona urbana y se presume que el piloto buscaba la pista del aeroclub local para aterrizar.

"Vimos que al avioneta iba ´aleteando’ por el viento, de pronto se le desprendió el ala izquierda y cayó de picada” contó un vecino a los policía que acudieron presurosos hacia el lugar donde se precipitó, el patio trasero de una casona de inquilinato ubicada en la calle Gobernador Gregores 450.

Una de las alas del avión cayó en otro domicilio, en ese momento llegaron compañeros de trabajo para despertar al único ocupante que no sufrió lesiones, aunque fue llevado al Hospital Distrital con un cuadro de fuerte alteración nerviosa.

El fuego, que generó una gran humareda, solo afectó parciamente la estructura de la casona, pero destruyó parciamente tres vehículos que se hallaban estacionados en las inmediaciones.

De todos modos las llamas fueron extinguidas casi de inmediato por los bomberos de la Unidad 11 que se encuentra ubicada de manera contigua a la comisaría.

El ala izquierda del avión del tipo turboélice que tenía plasmada la identificación GN-804 fue hallada a nos doscientos metros de deforme fuselaje, apoyada contra las ramas de algunos árboles, cerca del patio de una obra de construcción de departamentos de YPF.

IDENTIDAD DE LAS VICTIMAS

Fuentes policiales confirmaron identificación de las víctimas: Mauricio Meyer de 42 años, con grado de comandante y Sebastián Luque de 35, con grado de alférez, pero hasta avanzada la tarde de ayer no estaba claro si pertenecían a la dotación de la Agrupación XVI "Patagonia Austral” con sede en Río Gallegos a otra repartición del país.

No hay precisiones sobre la misión de vuelo aunque se indicó que la aeronave despegó en horas de la mañana desde el aeropuerto de Comodoro Rivadavia y aterrizó en Perito Moreno, donde se encuentra el Escuadrón N° 39, pudiéndose establecer que los fallecidos tampoco pertenecían a esa unidad.

Alrededor de las 15.40, inició el vuelo de retorno y al aproximarse a Las Heras, el piloto (que se presume seria Meyer) comenzó a tener serias dificultades para mantener la estabilidad de la aeronave debido a que fue sorprendido por un fuerte temporal de viento.

Testimonios de otros vecinos dan cuenta que daba la impresión que el piloto intentaba buscar desesperadamente un lugar para aterrizar y dio varios giros, en tanto se percibía que las alas recibían fuertes cimbronazos del viento. Luego sobrevino la tragedia que conmocionó a toda la comunidad.

ESTRUENDO Y FUEGO

Inmediatamente después de la fuerte explosión, bomberos y efectivos policiales acudieron presurosos al sitio de la caída y constataron que había dos cuerpos desarticulados y prácticamente calcinados.

Otros policías corrieron hacia la escuela y junto a docentes evacuaron a los alumnos retirándolos inicialmente unos 100 metros, para luego llevaron a otro sitio más seguro en trafics. Todo se hizo de manera tal que los chicos no entraran en pánico.

Más tarde, el área de la tragedia fue vallado, se retiraron los cuerpos y y se esperaba la llegada de peritos especializados en accidentología aérea a fin de establecer las fallas estructurales que motivaron la caída del aparato de la fuerza de seguridad nacional. (La Vanguardia del Sur)