Tierra del Fuego-Narcotráfico

Detienen a prófugo por el caso Prada y lo trasladan a Ushuaia

Se trata de Diego Pérez, alias “El Diente”, quien es considerado por la jueza María Cristina Barrionuevo el autor intelectual de haber mandado a matar a Claudio Omar Prada en 2009 por diferencias en el manejo de un cargamento de droga.
lunes, 23 de noviembre de 2015 · 11:40

El caso por el crimen de Claudio Omar Prada, con altas connotaciones "de hallazgo y comercialización” de drogas, sumó este fin de semana un nuevo capítulo. Diego Pérez, quien se encontraba prófugo de la justicia fueguina, fue detenido el sábado ultimo en la villa 1-11-14 de Buenos Aires.

Pérez, conocido en Tierra del Fuego como "El Diente”, tenía pedido de captura ordenado por la jueza María Cristina Barrionuevo. La magistrada considera que fue el autor intelectual y mentor del asesinato de Claudio Omar Prada sucedido en junio de 2009.

Más allá de la tragedia que rodea al caso, se podría decir que el hecho en sí posee una trama digna de una película, con el hallazgo de 100 kilos de cocaína dentro de un velero que pretendía cruzar el Atlántico para llegar a España, pero que, por una avería, terminó siendo abandonado en una solitaria playa de Brasil. El cargamento de estupefacientes fue enterrado milimétricamente con la utilización de GPS y de ahí en mas comenzarían los pases de facturas que terminaron con la vida de Prada.

Justamente quien terminó siendo víctima era quien navegaba ese velero que partió en 2007 desde San Fenando, provincia de Buenos Aires. Allegados a la víctima indicaron que Claudio no sabía lo que había arriba de la embarcación, y que el cargamento de estupefacientes terminó siendo descubierto por casualidad en un doble fondo cuando el velero se averió en Brasil.

Siempre se habló de alrededor de 100 kilos de cocaína que Prada y el amigo navegante que lo acompañaba, decidieron enterrar en una solitaria playa brasileña. Pérez, quien toda su vida vivió en Ushuaia, por ese entonces había mudado su residencia hacia el país carioca.

Según consta en la causa por dichos de testigos, Prada le indicó el lugar a Pérez donde se encontraba el estupefaciente, y este se encargó de comercializarlo en Brasil. A partir de ahí, y en los meses subsiguientes, fue que Prada le comenzó a reclamar a "El Diente” sus ganancias por dicha comercialización.

Prada fue encontrado muerto el 21 de junio de 2009 en su departamento de calle Río Almanza 1045 del barrio Pipo, en Ushuaia. Se especula que cuando llegó de una salida nocturna lo estaban esperando en el interior de su vivienda donde primero le dieron un golpe en la cabeza y luego lo ultimaron de un balazo en la cabeza.

Justamente por ese hecho puntual fueron condenados en 2013 tres santafecinos. Dos hermanos, Maximiliano Oscar y Gustavo Ariel Farías. También fue condenado a prisión perpetua Héctor Omar Caraffa. Todos como coautores del delito de homicidio agravado ya que el Tribunal de Juicio los consideró autores materiales del crimen.
De Santa Fe a Ushuaia

La hipótesis que maneja la jueza Barrionuevo fue que ante el reclamo de Prada a Pérez para que le diera su parte del dinero por la venta de la droga encontrada, éste último habría decidido contratar los servicios de los tres santafecinos que terminaron haciendo el trabajo de sicarios.

Los ya condenados fueron filmados en los días previos al 21 de junio de 2009 por las cámaras del aeropuerto de Ushuaia. También las celdas registraron teléfonos con la característica de Santa Fe en los alrededores del departamento de Prada la misma noche en que fue asesinado.

Pérez volvió a Brasil, donde fue ubicado en reiteradas ocasiones por Interpol, pero debido a la falta de un convenio de extradición con ese país las autoridades cariocas se negaron siempre a detenerlo por no encuadrarse la figura delictiva en su código penal y por incompatibilidades en el sistema.

La Jueza vincula a Pérez porque su teléfono celular fue tomado por una antena que lo ubicó en el estacionamiento norte de Aeroparque el día y la hora en que los tres santafecinos arribaron a Buenos Aires tras haber asesinado a Prada. Eso, obviamente, sumado a declaraciones testimoniales que prestaron los hermanos de Prada, fueron más que suficientes para ordenar su captura.

Omar le había anticipado a su hermano Cristian los pormenores de lo sucedido con el velero y la droga. Y había avisado: "Sé que me van a venir a matar”, lo que finalmente sucedió.Fuente El Sureño