Trelew

El robo del millón: cayó en Trelew el jefe de la banda que asaltó al colectivo que iba a La Salada

Se llama Carlos Sáenz y tiene un frondoso prontuario. Está acusado de liderar el grupo de seis personas que el miércoles, a 45 kilómetros de Madryn, robó a los pasajeros de un ómnibus y se alzó con un botín superior al $ 1,2 millón. El testimonio de una de las víctimas. “Aún me tiemblan las manos”
domingo, 6 de diciembre de 2015 · 11:01
Una persona identificada como Carlos Sáenz, sindicado como jefe de la banda que asaltó un colectivo que trasladaba a un tour de compras a La Salada, en Buenos Aires, fue detenido ayer en Trelew.

El robo se cometió el pasado miércoles a 45 kilómetros de Puerto Madryn en un colectivo que trasladaba gente del valle a la feria bonaerense de La Salada. Los delincuentes se apoderaron del dinero de los pasajeros, que es una suma que superaría el millón de pesos.

La banda está integrada por al menos seis personas y dos de ellos se hicieron pasar por pasajeros y, al llegar a una zona sin cobertura de celulares, tomaron el control del vehículo y lo desviaron a un camino de ripio. Allí recibieron el apoyo de dos vehículos donde viajaban cuatro consortes de causa.

Entre todos desvalijaron a los 46 comerciantes que iban a la feria bonaerense, donde se paga sólo en efectivo. Se estima que los delincuentes, que estaban fuertemente armados, se alzaron con más de un millón de pesos.

Este sábado por la mañana, en un fuerte operativo realizado en la ciudad de Trelew, se logró detener al jefe de la banda. También en los allanamientos realizados se secuestraron elementos de interés para la investigación y no se descarta que haya más detenciones.

La causa la lleva adelante la Fiscalía de Madryn, en cabeza del fiscal jefe Daniel Báez y el funcionario Alex Williams, conjuntamente con la División de Investigaciones de la Policía de Puerto Madryn que dirige el comisario Cristian Vázquez.

La audiencia de apertura de investigación y control de detención será dentro de las 48 horas en los Tribunales de Puerto Madryn. La Fiscalía lo imputaría por robo doblemente agravado por ser con arma, en despoblado y en banda.

Esto es debido a que según surgió de la investigación, los integrantes de la comitiva que se dirigía a hacer compras a La Salada, fueron desviados por un camino de campos. En ese sitio, se montó el operativo de robo, tras el cual, los asaltantes se dieron raudamente a la fuga.

En primera persona

Jornada habló con una de las víctimas. La mujer, de 54 años, reveló que los amenazaban con dispararles en la cabeza y que ataron de pies y manos con precintos a quienes estaban a cargo del grupo, como así también a los choferes.

"Fueron momentos de mucho miedo. Pienso en todo lo que pasó y me tiemblan las manos. Creo que me va a costar borrarme de la mente todo lo que nos pasó”. Luego contó que le robaron los documentos y que a varios les "revolearon” las llaves entre las matas del campo.

Consultada respecto de si tuvo miedo por su vida, respondió que "en todo momento pensaba que nos iban a asesinar para no dejar testigos. Me encomendé a Dios, siempre lo hago. Cuando terminó todo, lloré y agradecí. Sigo muy mal por todo esto”, contó la mujer que se prestó a tener una muy breve charla con este diario.
Diario Jornada