Río Grande- Increible

Le quitaron el teléfono celular a un preso condenado por violación y que mantenía una cuenta en Facebook

Luego que la madre de la víctima del joven depravado hiciera pública su indignación; las autoridades penitenciarias ordenaron que le quitaran el teléfono celular que tenía en la dependencia donde está alojado.
jueves, 10 de septiembre de 2015 · 10:31

Las autoridades de la Unidad de Detención N°1, por orden del director del Servicio Penitenciario, Sergio Dieguez, tomaron una determinación ayer con respecto al recluso Patricio Fernando Villasboas, condenado a 18 años de prisión en una causa por abuso sexual.

La madre de la víctima de este sujeto había descubierto y denunciado públicamente que este mantenía una cuenta activa en la red social Facebook, desde la cual contactó a su hija con mensajes e incluso posteando comentarios en contra del aborto.

La indignación de la mujer reside en que precisamente su hija debió someterse a esa práctica –por vía legal- , en razón de que la menor quedara embarazada en el tiempo de realizada aquella denuncia.

A partir del estado público que tuvo esta situación ayer se labró un acta disciplinaria al interno Villasboas, quien se encuentra en la casa de preegreso, al tratarse de un exmiembro de fuerzas de seguridad, cumpliendo su pena en un ámbito donde hay un régimen más flexible en el que se permite a otros internos tener teléfonos ya que cuentan con salidas, salvo Villasboas.

Ante ello ayer se le retiró el celular, haciendo entrega Villasboas del aparato, chip y memoria, tras lo cual se le efectuó una requisa personal y de su celda.

Desde el Servicio Penitenciario se explicó que Villasboas está en la casa de preegreso ante la imposibilidad de ser mezclado con presos comunes. Tampoco está en la unidad de detención para integrantes de fuerzas de seguridad (ubicada en el exterior del predio carcelario), ya que se trata de un interno con una larga pena por cumplir y las condiciones de seguridad son mínimas en aquel establecimiento.

Por ello se optó por la casa de preegreso que está dentro de los muros de la Unidad de Detención, cosa que le permite a Villasboas estar en contacto con presos que cuentan con beneficios de salidas y acceso a celulares, dado que esa repartición aún no cuenta con línea telefónica.