Cayó en Neuquén el pastor que violó y embarazó a nena de 12 años en Chubut

El caso fue en 2012, en Trelew. En la provincia el caso quedó impune pero la Corte Suprema revocó el fallo.
sábado, 10 de noviembre de 2018 · 12:18

Un pastor evangélico condenado a 8 años de prisión por abusar sexualmente de una niña de 12 años en el barrio Planta de Gas de Trelew en 2010 y que se hacía llamar “David” ya que era “enviado de Dios”, fue capturado ayer en la localidad neuquina de Zapala, luego de que la justicia chubutense librara su pedido de captura tras confirmarse su pena.

Es José Genaro Catalán. Hace al menos dos años que no estaba en Chubut. Residía en Zapala y no había notificado a la Justicia sobre su alejamiento de la zona, donde ayer fue detenido por efectivos policiales de la comisaría 48 de esa ciudad que trabajaron en conjunto con la Brigada de Investigaciones Policiales de Trelew, cuya comisión partirá a aquella provincia el martes que viene para traer a Catalán a esa ciudad.

Condenado en 2012

Tras un proceso iniciado en 2012, el Ministerio Público Fiscal a través de la fiscal general jefa Silvia Pereira, solicitó la orden de captura para José Genaro Catalán, un pastor evangélico que había sido condenado durante un juicio a ocho años de prisión de cumplimiento efectivo por abuso sexual agravado en perjuicio de una menor, en el marco del legajo fiscal 33.373.

En fecha 28 de agosto de 2012 el tribunal colegiado integrado por los doctores José García, Fabio Monti y Ana Laura Servent condenó a Catalán a la pena mencionada, decidiendo mantener la prisión preventiva que había sido dispuesta durante el debido proceso, a partir de las pruebas colectadas.

Pero el 4 de diciembre del mismo año, la Cámara en lo Penal conformada por Mónica Rodríguez, Florencio Minatta y Martín Montenovo revocó la sentencia de mérito y dispuso absolver al acusado haciendo cesar la privación de libertad en forma inmediata.

Posteriormente, con fecha 21 de octubre de 2014, el Superior Tribunal de Justicia en las personas de sus miembros Jorge Pfleger, Alejandro Panizzi y Daniel Rebagliatti Russell, confirmó la sentencia emitida por la Cámara Penal. En ambos casos, mantuvieron su absolución porque lo consideraron inimputable por sus “delirios místicos”.

Queja

No obstante el procurador general Jorge Miquelarena decidió interponer un recurso de queja por ante la Corte Suprema de Justicia de la Nación, el que fue presentado el 6 de febrero de 2015.

Así, el 27 de febrero de 2018, los miembros de la Corte Suprema hicieron lugar a la queja y declararon procedente el recurso extraordinario dejando sin efecto el pronunciamiento apelado, ordenando que vuelva todo lo actuado al tribunal de origen a fin de que, por medio de quien corresponda, proceda a dictar un nuevo pronunciamiento, detalló una gacetilla de la Fiscalía de Trelew.

De este modo, el 25 de abril de este año, y en atención a lo resuelto por la Corte Suprema, se conformó el tribunal del Superior Tribunal de Justicia que debió conocer y resolver sobre estos autos y quedó integrado por los ministros Mario Luis Vivas, Miguel Ángel Donet y Natalia Isabel Spoturno.

A tal efecto, desde el 2 de mayo se cursaron reiteradas citaciones a José Genaro Catalán, y pese a la labor llevada adelante por fuerzas de seguridad y del Ministerio de la Defensa tratando de dar con su paradero, todas las gestiones resultaron infructuosas. A partir de ello, la fiscal Silvia Pereira solicitó la orden de captura y rebeldía, lo que fue dispuesto por el juez Marcelo Nieto Di Biase, enviándose notificaciones a organismos y dependencias de todo el país.

Gracias a las gestiones y diligencias llevadas a cabo por el comisario Eduardo Chemín, de la División Policial de Investigaciones en coordinación con otras fuerzas, se logró dar con José Catalán en la localidad de Zapala, provincia de Neuquén, procediéndose a su detención. El condenado está alojado en la comisaría 48 de aquella localidad a la espera de la llegada de una comisión que lo trasladará a Trelew.

Catalán fue encontrado autor y penalmente responsable del delito de abuso sexual doblemente agravado, por haber sido cometido contra una menor de 13 años con acceso carnal, y aprovechándose de la situación de convivencia preexistente, en el marco de los artículos 45 y 119 tercer y cuarto párrafos, inciso t del Código Penal. Los magistrados se expidieron de esta manera, luego del juicio oral y público, donde se juzgó la conducta de esta persona que oficiaba de pastor, y sometió a una menor en Trelew, en el transcurso del mes de septiembre de 2010.

La niña fue mamá a los 13 años con quien convivía con su progenitora.

Durante el proceso judicial y en Cámara Gesell, la nena declaró: “Esto que me pasó son cosas del Diablo”. José sólo respetaba “las leyes de Dios”. Según pruebas de ADN, era el padre en un 99,9%.

 

Diario Jornada

Comentarios