Caleta Olivia: "Martes 13" para un individuo que arrebató celular a punta de cuchillo

Probablemente desafiando la superstición que se le confiere al mítico día de la mala suerte, un individuo de 26 años tuvo ayer la ocurrencia de amenazar a un adolescente con un cuchillo y sustraerle su teléfono celular, justamente cuando un móvil patrullero del Comando Radioeléctrico pasada por el sitio de ilícito.
miércoles, 14 de noviembre de 2018 · 10:11

El caso testigo del martes 13 ocurrió a las 7:20 en el barrio 3 de Febrero de esta ciudad, cuando Uriel Santiago Pablo Reinoso se desplazaba por la avenida Antártida Argentina conduciendo un automóvil Ford Fiesta de color blanco, dominio UNP 492, acompañado por una joven de 23 años.

En esas circunstancias el rodado sobrepasó a un chico de 16 años que caminaba por la vereda en sentido contrario manipulando distraídamente su teléfono celular, ocasión que Reinoso hizo propicia para detener la marcha, descender y caminar rápidamente menos de treinta metros para alcanzar al adolescente y amenazarlo con un cuchillo, tras lo cual le arrebató el aparato.

Inmediatamente retornó a toda carrera hacia el auto con el teléfono en una mano y el cuchillo en otra, pero justamente cruzaba por un pasaje de ese sector urbano el móvil patrullero 770 del Comando Radioeléctrico ocupado por los suboficiales Daniel Segura, Rubén Meriggi y el agente Ignacio Guzmán.

Los uniformados se bajaron rápidamente y corrieron al ladrón no dándole tiempo a subirse al Ford Fiesta: lo atraparon arrojándolo al suelo y también impidieron que su pareja se fuera del lugar.

Reinoso parecía esta fuera de sí y profería gritos, hasta que minutos más tarde llegaron patrulleros de la comisaría de la jurisdicción, la Seccional Tercera, siendo ambos sujetos trasladados a esa dependencia.

Pero además de incautar el filoso cuchillo, los uniformados hallaron una bochita de marihuana en el habitáculo, previéndose que más tarde se iba a realizar una inspección general de todo el rodado, en tanto que los detenidos fueron puestos a disposición del Juzgado de Instrucción de turno.

El Patagónico