Joven que le desfiguró el rostro a su pareja no fue condenado por violencia de género

Los Jueces del Tribunal de Juicio de Río Grande, no tipificaron como un caso de violencia de género la conducta de Sebastián Jara, el joven que le desfiguró el rostro con un elemento cortante a su pareja. En la sentencia dictada aplicaron el máximo de la pena por lesiones graves y seguirá preso.
lunes, 17 de diciembre de 2018 · 15:51

El violento caso que se ventilaba en tribunales de Río Grande, no fue encuadrado como un caso de violencia de género. La conducta de Sebastián Jara, un joven que llegó a juicio acusado de haber golpeado y herido en el rostro a su pareja, usando un cuchillo con el cual le desfiguró el rostro, fue finalmente condenado por el delito de “lesiones graves” y le aplicó la pena de 3 años de cárcel.
La decisión fue tomada el pasado viernes por los jueces Juan José Varela, Daniel Borrone y Eduardo López, quienes consideraron que Jara, al atacar a su pareja, lo hizo en un estado de “emoción violenta”, atendiendo así el planteó que en todo momento hicieron los defensores públicos Mariano Sardi y Lorena Nebreda.


El fiscal del caso, Pablo Candela, había solicitada la aplicación de una pena de 4 años de prisión para el acusado y en su alegato fundamentó que el hecho encuadraba dentro de la tipificación penal de violencia de género, tal como en su momento lo hizo al elevar el caso a juicio oral y público.


El viernes se conoció el veredicto contra Sebastián Jara, en el cual el Tribunal aplicó el máximo de la pena que establece el Código Penal en delitos de lesiones graves y, además, resolvió que el imputado siga alojado en la Unidad de Detención, a pesar que podría haber sido beneficiado con la figura de la excarcelación.


El próximo viernes se conocerán los fundamentos de éste veredicto en el cual los Jueces desestimaron agravar la condena e inclinarse por morigerar el castigo a Jara que atacó a su pareja, Mariana Varela, quien es la joven víctima de este grave caso de violencia que sucedió la madrugada del 13 de mayo pasado, en la localidad de Tolhuin.
Al brindar su testimonio de los hechos, la víctima dijo ante los Jueces que primer recibió un fuerte golpe con una botella detrás de la cabeza, que le hizo perder la conciencia. Luego de eso dijo no tener conocimiento de lo que sucedió después, porque recién pudo despertar cuando estaba en el hospital.


Como consecuencia de la golpiza, Mariana Varela sufrió una fractura en una de sus manos, como así también hematomas y heridas en diversos sectores del cuerpo, tales como un corte en el rostro, la cual terminó en una cicatriz.
Lo insólito que surgió en la audiencia, es que la mujer víctima salió casi en defensa de su atacante, primero porque explicó que no quería hacer la denuncia de lo ocurrido y después al declara que entendía la reacción de Jara, por haberla visto manteniendo relaciones sexuales con su hermano, en el baño de una vivienda. En su declaración ante los Jueces dijo que el ataque “fue emocional” y además subrayó:  “No justifico lo que hizo pero me pongo en el lugar de él”.

Fuente. El Diario del Fin del Mundo (Ushuaia) 

Comentarios