16 femicidios, 2 consumados y 14 frustrados, registra Magallanes en los últimos años

Una dolorosa cifra histórica tiene Magallanes de violencia contra la mujer, oscuro número que recién en 2010 tomó nombre, con la promulgación de la ley que bajo el concepto de Femicidio, legisló respecto de los crímenes, consumados o frustrados, en contra de las mujeres a manos de sus convivientes, esposos o ex parejas. Desde el año 2013 a la fecha se han registrado 16 de estos delitos en nuestra región, entre hechos frustrados y asesinatos consumados.
lunes, 23 de abril de 2018 · 10:53

Afortunadamente, en los últimos tres años no se han consumado crímenes cometidos por sujetos quienes en algún momento afirmaron amar a sus víctimas. Sin embargo, entre 2015 a la fecha si se han iniciado 10 procesos judiciales por acometimientos que no consiguieron arrebatarle la vida a las mujeres agredidas. A eso, se le deben sumar otros 4 casos frustrados, dos en 2013 e igual cifra en 2014. En tanto, durante 2018, ya son dos las denuncias por estos ilícitos.

2013 y 2014 fueron los años que marcaron en rojo la estadística para Magallanes, dos víctimas: Ruth Velásquez Vargas y Andrea Ugarte Hernández, fueron ultimadas por sus parejas en sus respectivos domicilios, lugares en los que se suponía estaban a salvo, siendo las primeras mujeres víctimas de femicidio en la región.

Estos crímenes no sólo golpean a las familias involucradas, sino que a la comunidad toda, es por eso que han nacido movimientos como el #NiUnaMenos, que de manera transversal han plegado a sus filas a representantes de diferentes sectores políticos, sociales o religiosos; dando cuenta de lo sensible que es para una sociedad el que cualquier persona sea asesinada, pero con mayor razón cuando la víctima es una fémina.

No es de extrañar entonces que los entes involucrados unan esfuerzos para combatir tan duro flagelo, como lo hicieron hace algunos días la PDI, el Ministerio de la Mujer, el Servicio Nacional de la Mujer y Seguridad Pública, dando inicio a una campaña de sensibilización para prevenir y alertar de factores de riesgo que puedan detonar un hecho femicida.

Fue así que las autoridades llamaron a estar alerta de ciertas señales, como agresiones sicológicas, no sólo físicas, sino que hostigamientos verbales o emocionales; al control económico, o la manipulación; el control excesivo de las actividades, el sexo forzado, las amenazas o derechamente la violencia; todos rasgos de una relación nociva que de no ser tratada a tiempo puede conducir a hechos de extrema oscuridad.

De igual manera, se hizo un llamado a la comunidad, a los vecinos, a la señora “copuchenta”, a todo aquel que sea testigo, o escuche actos de violencia en su barrio o villa, que denuncie a los números habilitados para estos efectos: El 134 de la PDI; 800 104 008 del Ministerio de la Mujer; o al fono Denuncia Seguro 600 400 0101 de Seguridad Pública.

El Magallanico

Comentarios