Criollos y dominicanos detenidos por una pelea en Caleta Olivia

Culminó en la madrugada del lunes con tres detenidos, un parroquiano herido de un botellazo en la cabeza y dos policías con lesiones leves.
miércoles, 2 de enero de 2019 · 08:29

En el primer día del nuevo año fue ATR (significa "A todo ritmo" y es una sigla que se popularizó a través de las redes sociales).

Donde se registraron varios robos, en tanto que un anciano de 86 años fue atropellado por un micro de larga distancia.

Aunque no fue de gran intensidad, la ciudad del Gorosito tuvo por última vez un festejo popular con pirotecnia de estruendo y lumínica ya que inmediatamente después de la llegada de 2019 comenzó a entrar en vigencia la prohibición de venta y uso de fuegos artificiales, algo que solo estará permitido para eventos especiales y con autorización municipal.

No se registraron casos de personas con quemaduras a causa de esos artefactos pero sí dos principios de incendio en terrenos baldíos que fueron controlados inmediatamente por los bomberos, en tanto que personal policial e inspectores municipales de tránsito volvieron a montar en la Ruta 3 un fuerte operativo de control de alcoholemia a conductores que se dirigían hacia playas ubicadas hacia el sur de la ciudad.

Si bien hubo algunas escaramuzas entre grupos de beodos en barrios periféricos, en principal incidente se registró minutos después de las seis de la madrugada en el pub "Domini Black" ubicado en la calle Gobernador Gregores, zona del barrio "General Paz" a tres cuadras del Hospital Zonal.

En ese lugar, integrantes de la colectividad dominicana celebraban junto a parroquianos criollos la llegada del nuevo año entremezclándose cumbias con los hits de moda del país centroamericano, tales como "Te boté", "Brindemos", "Vaina loca" y "Estamos bien".

Pero la fiesta, luego de numerosas copas y consecuentes brindis, comenzó a ponerse mal por confusas discusiones, las que siguieron en la vereda con una fuerte pelea entre dos grupos antagónicos.

En esas circunstancias un tal Juan Carlos Curruhuinca de aproximadamente 42 años recibió un botellazo en la cabeza que le causó una herida cortante y tuvo que ser trasladado a la guardia del Hospital Zonal.

Entre sus acompañantes estaba una mujer de nacionalidad dominicana, Esther Utate Order de 23 años y su hermano Luis Fernando Utate Order, de 27.

De acuerdo a las informaciones a las que tuvo acceso Tiempo Sur, la mujer ingresó al box de la zona de guardia provocando un escándalo al exigir que atendieran rápidamente a Curruhuinca, por lo cual el personal de emergencias médicas solicitó a una policía de guardia (brigada) y al personal de seguridad civil que la retiraran.

La dominicana no solo se resistió sino que también arañó en la cara a la uniformada y luego se generó una gran batahola porque intervino su hermano, otras mujeres y hombres oriundos de la republica centroamericana, algunos criollos, el personal de seguridad civil y más policías que llegaron en contados minutos, uno de los cuales también recibió un golpe leve .

Como resultado, fueron conducidos a los calabozos de la Comisaría Seccional Primera los hermanos Luis y Esther Utate Order y otro joven de 20 años identificado como Luciano Castillo (argentino) quienes quedaron a disposición de la juez de instrucción subrogante Angélica Popi Zari. (La Vanguardia del Sur)