Ordenan búsqueda a interpol de testigo clave en caso de Sofía Herrera

La carpeta investigativa reveló el nombre del sujeto, quien se presume estaría en la Tierra del Fuego chilena, lugar al que habría ingresado de manera ilegal.
sábado, 19 de octubre de 2019 · 21:19

El 28 de septiembre recién pasado se cumplieron 11 años de la desaparición de la niña Sofía Herrera en Río Grande. En 2008 ella tenía 3 años y se encontraba junto a sus padres en un sitio de camping, distante 60 kilómetros al sur de la localidad fueguina.

Muchas teorías se han barajado por el caso de la menor, que desde un inicio fue intensamente buscada por la policía, familiares y gran parte de la comunidad isleña en Argentina.

En dicha época, los medios transandinos daban cuenta de la información de la siguiente manera: “Todo sucedió muy rápido. Esa mañana, María Elena, Fabián y Sofía pasaron por un supermercado La Anónima para comprar carne y pararon en una YPF a cargar agua para el mate. Allí, se encontraron con sus amigos Noemí “Paloma” Ramírez y Silvio Giménez, que estaban con sus dos sus hijos de por entonces 9 y 2 años, y el hermano menor de Noemí, de 6 años. Partieron hacia el lugar en dos autos y tras pagar 15 pesos al cuidador del predio se estacionaron cerca de un alambrado pegado a la ruta 3. “Apenas llegamos y habrán pasado 10 minutos cuando Sofi desapareció”, detalla a PERFIL María Elena.

“Nosotros ni alcanzamos a bajar nada de los autos. Quedó ahí la carne, el equipo de mate”, recuerda. Mientras su marido y su amigo fueron a buscar un lugar donde hacer el asado, las mujeres se quedaron en los vehículos esperando. A los hombres los seguían los cuatro niños. Esa fue la última vez que vieron a su hija”, parte de la publicación del medio perfil.com, que desde Argentina ha seguido ampliamente el caso de la desaparición de la menor, que en la actualidad tendría ya 14 años.

Testigo clave

Durante los últimos meses, las versiones y las miradas apuntan a la Región de Magallanes, y no porque Sofía pueda estar en la zona más austral de Chile, sino porque en el territorio nacional estaría uno de los testigos claves del hecho, que podría aportar más antecedentes sobre el paradero de la de ese entonces pequeña Sofía.

“El juez de instrucción 1 Daniel Cesari Hernández confirmó a la prensa local que esta persona, un nómade que deambula por zonas rurales, le confesó a un suboficial de la policía provincial que la pequeña había fallecido y que sabía dónde estaba enterrada”.

El diálogo se produjo en los días posteriores a la desaparición de la niña, y si bien el policía que participó de los primeros operativos de búsqueda, se lo contó a la Justicia, el entonces juez a cargo de la investigación no consideró que se tratara de un dato de importancia.

Cesari Hernández explicó que cuando asumió en el juzgado en agosto de 2017, adoptó como estrategia revisar todo el expediente que tiene más de 12.000 fojas y citar a personas que no habían declarado nunca o que lo habían hecho pero sin profundizar algunos detalles.

En ese contexto es que el exuniformado dio precisiones sobre el nómade en 2018 e identificó al menos tres lugares rurales donde se lo podía encontrar.

El magistrado realizó dos operativos en diciembre pasado en busca del potencial testigo, pero no logró encontrarlo, hasta que la policía de Río Grande logró determinar que se había trasladado a Chile de manera ilegal.

“Sabemos que pasó al lado chileno de la isla de Tierra del Fuego sin hacer migraciones ni ningún trámite fronterizo. Conocemos su nombre y sabemos que tiene documento de identidad argentino aunque es nacido en Chile. Tiene unos 60 años de edad”, precisó el juez.

También señaló que el hombre será buscado a través de un protocolo de cooperación para la localización de personas que existe con el país vecino, y que no se descarta la participación de distintas áreas de la Cancillería argentina para agilizar el procedimiento.

“Si se encuentra ilegalmente en Chile, es difícil que pueda trasponer el Estrecho de Magallanes. Esperamos poder hallarlo para que declare como testigo y nos proporcione la información que necesitamos”, indicó Cesari Hernández”, según lo publicado por el medio www.conlagentenoticias.com.

Hasta el momento se han dado cuenta de algunas diligencias particulares realizadas por los padres de Sofía Herrera, que durante años han recorrido incluso nuestro país en busca de su hija, sin que tengan resultados favorables, convirtiéndose pese a que se trata de algo ocurrido en un hecho en Argentina, en una de las desapariciones que ha conmovido a la comunidad magallánica.

Las gestiones y las diligencias se estarían realizando a través de la Interpol, donde nuestro país se encuentra unido, recibiendo la llamada “alerta roja” por parte de la policía argentina, para que se pueda buscar a esta persona en territorio nacional, considerando que habría cruzado la frontera de manera ilegal, aparentemente por un paso no habilitado. 

Fuente: El Pinguino (