Ordenan la detención del sospechoso de haber asesinado al hincha de River

Un hombre identificado como Héctor Ovando fue señalado por la policía como el presunto autor de las puñaladas que terminaron con la vida de Fabricio Borgen y el juez Leonardo Cimini Hernández ordenó su detención.
viernes, 25 de octubre de 2019 · 09:06

Un hombre que alrededor de las 4 del miércoles fue hallado agonizando en una calle de Pico Truncado, falleció dos horas más tarde en el hospital de esa localidad como consecuencia de las puñaladas que había recibido.

La víctima, identificada como Fabricio Borgen, de 26 años, era simpatizante de River y había estado festejando junto a sus amigos la clasificación de ese club a la final de la Copa Libertadores tras eliminar a Boca.

Borgen fue hallado por vecinos tirado en el suelo ensangrentado y con varias heridas de arma blanca. Estaba sobre el pasaje Gutiérrez que une las calles España y Piedra Buena. Los testigos dieron inmediato aviso a la policía y a la guardia del hospital, donde se constató que lo habían apuñalado.

Las investigaciones pudieron determinar que luego de festejar la clasificación de su equipo en el centro de la localidad, Borgen concurrió a una confitería, donde habría consumido bebidas alcohólicas.

El diario Más Prensa reportó que desde allí se dirigió al barrio 400 Viviendas y se estima que a pocas cuadras de lugar donde fue hallado agonizando, fue atacado por un grupo que se movilizaba en una Ford EcoSport de color rojo.

La tarea de los investigadores policiales de la Seccional Primera de Pico Truncado y efectivos de la Dirección de Investigaciones de esa ciudad, permitió establecer que la víctima habría discutido por cuestiones futbolísticas con los ocupantes del vehículo, hasta que uno o varios de ellos se bajaron a pelear.

El principal sospechoso fue identificado como Héctor Ovando. Este habría extraído un cuchillo y habría sido quien le asestó a Borgen tres profundas heridas en el hombro, en el pecho y en el abdomen. El corte en el hombro le provocó una severa lesión en una artería que le generó una gran pérdida de sangre.

Se cree que tras recibir los puntazos, Borgen escapó de sus agresores y cayó malherido en el pasaje.

En el caso intervino el Juzgado de Instrucción Nº 1 a cargo del juez Leonardo Cimini Hernández, quien ordenó que se practicara la autopsia y más tarde ordenó la detención del principal sospechoso del homicidio.