Desbaratan otra red de dominicanos narcos que operaban en Santa Cruz

Efectivos de DDI de la zona norte realizaron allanamientos en viviendas particulares y en un comercio. Fue en el marco de investigaciones por la comercialización de estupefacientes.
jueves, 14 de marzo de 2019 · 21:57

Según se informó, los procedimientos ordenados por el Juzgado Federal de Caleta Olivia, a cargo de la doctora Marta Yánez se llevaron a cabo en dos propiedades en el barrio Martín Fierro, otro en Urquiza y Río Gallegos y una barbería.
Fuente cercanas a la investigación detallaron que en los operativos se secuestraron elementos de interés para la causa, una cantidad no precisada de cocaína y 40 mil pesos en efectivo.

Las fuentes consultadas detallaron que las personas detenidas son de origen dominicano, no cuentan con antecedentes en el país y en todas las propiedades allanadas eran habitados por personas de Dominicana y todos las personas quedaron vinculadas a la causa, a pesar que no se dispuso su detención.

Los allanamientos surgieron de una investigación iniciada por la DDI de Las Heras desde hace cuatro meses y participaron de los operativos personal de la DDI de Pico Truncado, DDI de Perito Moreno, División Narcocriminalidad de Caleta Olivia, Fuerzas Especiales e Infantería de Caleta Olivia, Grupo ECOM de Pico Truncado y personal policial de la Comisaría Segunda de Las Heras.

Similares procedimientos se llevaron a cabo meses atrás en las localidades de Pico Truncado (DDI) y Caleta Olivia (Policía Federal), donde se detuvieron a dominicanos.

Las fuentes consultadas no descartan que con los procedimientos se desbarate una red de dominicanos dedicados a la comercialización de estupefacientes en las localidades de la zona norte de Santa Cruz.

MULAS

El sistema de mulas es elemental para que la droga llegue al sur. Las bandas optan por contratar personas que escondan cocaína entre sus prendas o equipaje porque es muy difícil de detectar salvo que los investigadores sepan de antemano la existencia de la mula.

“Hay miles de personas todos los días en los aeropuertos, lo que lo hace prácticamente imposible realizar una revisación a cada pasajero. Sin embargo en el último años comenzó a haber un control más exhaustivo para quienes viajan desde Aeroparque al Aeropuerto de Río Grande“, agregó un investigador federal.
Los micros también sirven. El 9 de mayo de 2016 en el paraje Arroyo Verde en Chubut, una mujer trans, peluquera según ella misma, oriunda de Santo Domingo, cayó con tres kilos y medio de cocaína cuando un perro antidrogas lo olió el bolso en un móvil de la empresa Don Otto con rumbo a Comodoro Rivadavia.

Dijo que el bolso no era suyo, que era de “un paisano” al que conoció en un bar de Parque Patricios, que le pagaría 10 mil pesos si se lo entregaba a “otro paisano” en Caleta Olivia. Le incautaron el celular y se lo peritaron. Un contacto le había escrito: “Estoy esperando los 3 K, qué pasó, dime”.

La mujer trans terminó condenada el 13 de abril de 2018 a cinco años de cárcel por el Tribunal Oral Federal de Comodoro Rivadavia. Para condenarla, usaron su nombre de nacimiento. A mediados de este mes, el Tribunal le negó el beneficio del extrañamiento para volver a su país tal como prevée la ley y que le fue otorgado a capos como Alionzo “Ruti” Mariños y ordenó que le descuenten los dos mil pesos de multa del sueldo penitenciario que le habían marcado en su condena.

DETENIDO 

Jairo Vázquez de 35 años, dominicano, fue detenido semanas atrás en el control aduanero de San Sebastián por personal de Aduana cuando realizaban un control sobre un colectivo de pasajeros de la empresa Taqsa & Marga, procedente de Río Gallegos con destino a la localidad de Río Grande.
Vázquez, se puso nerviosos y reconoció estar ingestado con cápsulas conteniendo cocaína, por lo que, en estado de detención, fue derivado al hospital Regional Río Grande donde fue asistido en la “evacuación” de 38 cápsulas conteniendo sustancia estupefaciente.

El detenido fue trasladado por personal de Gendarmería Nacional a los tribunales federales de calle Libertad, donde fue asistido por el defensor oficial para ser sometido a declaración indagatoria.
Vázquez se negó a declarar y luego regresó a su lugar de detención, mientras la Justicia Federal ahora analiza la sustancia incautada de la cual aún no trascendió su pesaje, así como su derrotero comercial, por lo que no se descartaban allanamientos.

BARBERIAS

Peluquerías y lavaderos de autos son los rubros más elegidos por los migrantes de la República Dominicana que se instalaron en el sur del país como fachada de sus negocios.
Sin embargo, desde hace más de diez años que varios ciudadanos del país caribeño instalados en la Patagonia están involucrados en causas de narcotráfico o trata de personas y su participación aparece cada vez con más frecuencia, informó días atrás Infobae.

Hubo casos resonantes. En septiembre del año pasado, la Policía Federal desbarató después de nueve meses de investigación a la “Banda del Caribe” integrada por cuatro dominicanos y un colombiano que operaba en Chubut y Santa Cruz con seis allanamientos en Comodoro Rivadavia, incluida la terminal de micros y otros tres procedimientos en Caleta Olivia, los cuales fueron ordenados por la jueza chubutense Eva Parcio de Seleme: les encontraron casi siete kilos de cocaína en una valija que llegó a Comodoro Rivadavia desde Capital Federal. Todos los detenidos cayeron en la terminal con las manos en el envío.

Había personajes interesantes dentro de la “Banda del Caribe”, tales como “El Mutante”, dominicano de origen, sospechado de ser el encargado de la distribución. Se sospechaba una guerra interna en la banda: la casa del “Mutante” recibió un balazo, quizás una advertencia.
La droga que entra a la Patagonia, desde Río Negro hasta el fin del mundo, tiene varias alternativas para llegar a destino. Pero los proveedores son generalmente los mismos: los narcos que operan en las villas porteñas. (Diario Más Prensa)