Renunció el jefe de la Alcaidía y lamentó que "un detenido supere la credibilidad policial"

A menos de un mes de su asunción, el jefe de la Alcaidía de Comodoro Rivadavia, Martín Pedraza pidió el apartamiento de su cargo, pasando a desempeñarse directamente bajo la órbita de la Unidad Regional.
martes, 30 de abril de 2019 · 19:40

El martes, con la renuncia del recién asumido Jefe, se sucede un nuevo episodio en la historia que se teje alrededor de la Alcaidía Policial comodorense. El 11 de abril pasado, quien era jefe de esta dependencia policial, el comisario Fabián Millatruz, fue relevado de sus funciones por irregularidades con el “orden y control”, y lo sucedió en el cargo el comisario Martín Pedraza. En un intento por reforzar los procedimientos de control durante las visitas y las requisas en los pabellones, se dió intervención a Infantería para la realización de estas tareas. Pero esto provocó el rechazo generalizado de los internos que denunciaron "violencia institucional" y comenzaron una huelga de hambre este lunes. En ese escenario, el martes una jueza decidió no permitir los controles de Infantería dentro de la Alcaidía Policial y el jefe de la misma decidió apartarse de su cargo mientras dura la investigación interna que fue abierta.

Sobre la laxitud de los controles internos, Pedraza indicó que son los mismos que hacia el anterior Jefe y que no aclanzó a cambiarlos debido a lo breve de su estadía en el puesto.

También negó que los internos hayan recibido malos tratos y  remarcó que -ante esa denuncia por parte de los detenidos- fueron examinados por profesionales médicos.  

La dirección de la Alcaidía Policial quedó ahora en manos del segundo jefe de la misma, Diego Rumbling, luego que el jefe Martín Pedraza se pusiera a disposición de la Unidad Regional, donde comenzará a prestar servicio.  Pedraza consideró que de esta forma se da "transparencia a la investigación solicitada por la Juez de Ejecución".

Asimismo, negó las agresiones físicas denunciadas por los internso y remarcó que -ante esas declaraciones- se llamó a profesionales médicos que pudieron examinarlos y constatar que no eran veraces. Al mismo tiempo, Pedraza aclaró que "la lista de elementos permitidos y horarios visitas son los mismos dejados por el Comisario Millatruz" -anterior jefe de la Alcaidía- y que por el escaso tiempo de permanencia en el cargo no pudo ratificar o rectificar dicha orden.

Por otro lado, cuestionó el desempeño de las autoridades judiciales durante la audiencia ya que considera que no le permitieron explayarse sobre las explicaciones del caso de la misma manera que si lo hicieron con los internos, lamentando así que "el peso de un detenido supere la credibilidad policial".

El 11 de abril deja su cargo al frente de esa institución Fabián Millatruz, bajo la sospecha de irregularidades en los controles.  Algunos días después, el 17 de abril, n procedimiento policial descubrió un arsenal de armas en el pabellón de “Los Nieves”, y también teléfonos celulares que fueron secuestrados. En esa oportunidad, el jefe de la Policía del Chubut, Miguel Gómez, aseguró que en la Alcaidía "no se hacían las requisas correspondientes".

Una semana más tarde, el 22 de abril, secuestraron celulares, drogas y alcohol en el pabellón de mujeres de la Alcaidía, además de prendas de vestir que no están permitidas - por ser de colores oscuros y que podrían confundirse con la de los efectivos-  y elementos que pueden ser utilizados como armas. En medio de eso, el 18 de abril pasado tres presos intentaron fugarse de la Alcaidía durante la madrugada y fueron sorprendidos y reducidos por los celadores.

Tras en cambio en la jefatura de la Alcaidía, este lunes los presos de protestaron con una huelga de hambre por la intervención de Infantería para la realización de requisas, a falta de personal policial y la imposibilidad de "reforzar" la guardia ante las visitas de familiares. Este martes, la jueza Gladys Olavarría determinó que Infantería no podrá realizar más requisas en la Alcaidía, luego de que la Defensoría Pública interpusiera una medida a partir de los reclamos de algunos presos que el lunes llevaron adelante una huelga de hambre.