Desbaratan banda de estafadores: falsos anuncios de prostitución y extorsiones

La Brigada de Investigaciones desbarató una banda de estafadores. La organización extorsionaba a sus víctimas que contrataban un servicio sexual. Se hacían pasar por policías de la Brigada de Investigaciones. Detuvieron a dos hombres y a una mujer.
sábado, 4 de mayo de 2019 · 10:23

Tras una minuciosa investigación iniciada por la División Policial de Investigaciones de Comodoro Rivadavia y dirigida por el jefe de fiscales Juan Carlos Caperochipi y la funcionaria Jasmin Abraham, se logró desbaratar una banda de estafadores.

La investigación demandó más de 20 días con tareas de seguimiento, observación, e interceptaciones telefónicas. Este viernes se logró desbaratar una banda conformada por dos hombres (uno de ellos de nacionalidad paraguaya) y una mujer, quienes operaban en Comodoro extorsionando a circunstanciales victimas que caían en su ardid.

Los detenidos fueron identificados como Darío Rubén Gómez, Nancy Beatriz Bazán, y Christian Emanuel Osorio Bazán.

CONTACTABAN A SUS VICTIMAS A TRAVES DE INTERNET

La estafa consistía en publicitar un número telefónico en páginas web de encuentros sexuales. Una vez iniciado el primer contacto e intercambiar fotografías entre la supuesta trabajadora sexual y el cliente, comenzaba la extorsión, solicitando la entrega de dinero en efectivo y efectos de valor por parte del cliente.

Para asegurarse el pago, los delincuentes afirmaban ser efectivos de la Brigada de Investigaciones, amedrentando a sus víctimas con hacerles allanamientos y publicitar las capturas de imágenes que tomaban de las conversaciones mantenidas para arreglar el supuesto encuentro sexual.

No conformes con ello y para asegurar la impunidad se presentaban como los propios jefes de la Brigada de Investigaciones y les manifestaban a sus "clientes - victimas" que en caso de denunciar los hechos, serían los primeros en enterarse y como consecuencia agravarían la situación en la que se encontraban inmersos.

Toda esta situación generaba temor en los damnificados, lo que facilitaba la entrega de dinero, que los sospechosos hacían dejar en un cesto de basura ubicado en Avenida Rivadavia al 3.500.

En ese lugar que sigilosamente vigilaban, se acercaban una vez que las víctimas habían dejado allí lo pactado, para recogerlo y escapar en un automóvil Volkswagen Gold Trend color gris.

LA POLICIA ANALIZA INICIAR UNA QUERELLA

Por esta situación, no solo resultaron víctimas los extorsionados que efectivizaron las entregas de dinero sino también la Institución Policial y particularmente la Jefatura de la División de Investigaciones de quienes utilizaban el cargo y nombres.

Por lo que se está analizando con la Jefatura de Policía y los asesores de la institución iniciar una querella “y que los detenidos respondan por haber manchado no solo el buen nombre y reputación de altos funcionarios policiales, sino también de una prestigiosa División de la Policía Provincial, que goza de una impecable reputación ante la sociedad”, precisaron.