Puerto Deseado: A dos años de la muerte de Juan Loreto Rodríguez su familia pide justicia

Se trata de un vecino de dicha ciudad que fue embestido por un automóvil mientras se dirigía a su domicilio en moto. El conductor del vehículo se entregó a las autoridades horas después del accidente y quedó en libertad luego de abonar una fianza.
lunes, 6 de mayo de 2019 · 19:23

En horas de la mañana de hoy Sara Castro viuda de Juan Loreto Rodríguez  en dialogo con el programa radial “Desde Cero”, que se emite en Fm Dimensión de Puerto Deseado, decidió hablar del fatal accidente que terminó con la vida de su marido.

Un 19 de febrero del año 2017 a las 04:45am, Loreto Rodríguez de 71 años de edad conducía su moto mientras  se dirigía a su domicilio cuando al llegar a la esquina de la calle Almirante Zar y 25 de Mayo fue embestido por detrás por un auto Ford Escort conducido por Juan Carlos Melián de 31 años de edad. Un testigo que transitaba por el lugar del accidente asistió de manera inmediata a Loreto realizando maniobras de primeros auxilios evitando así una gran pérdida de sangre, lamentablemente falleció horas después a causa de un severo traumatismo de cráneo y dos infartos. El conductor del vehículo se entregó a las autoridades horas después del accidente.

El día 15 de febrero Sara se despedía de Loreto y se dirigía a San Juan para visitar a su hermana, “te imaginas cómo me sentí, despedirme de él y después que me llamen y encontrarlo como lo encontré” expresó Sara Castro. Luego de dos años y dos meses del fatal accidente su familia continua exigiendo justicia ya que en la actualidad el conductor del vehículo se encuentra en libertad luego de pagar una suma de $25.000 por su fianza.

“Le pedí a mis hijos que no me digan quién es porque la verdad no lo conozco, no sé cómo podría reaccionar, quizás termine con mi vida si lo veo” expresó Sara en FM Dimensión. Para finalizar la entrevista la viuda comentó que desistió de buscar asistencia legal en la localidad ya que por como se encuentra caratulada la causa es muy probable que el conductor del automóvil continúe libre.

Fuente: Vía Patagónica