Otro escándalo: Mujer policía denunció el abuso de un subalterno

Ocurrió en el interior de un patrullero en la noche del miércoles. El policía estuvo aprendido y quedó separado de sus funciones. Ahora se inicia una causa penal.
jueves, 6 de junio de 2019 · 19:14

Mientras aun perdura la conmoción por la denuncia y detención de un efectivo, por supuesto abuso de la hija menor de edad de su pareja, ahora es una mujer policía la que denuncia un abuso por parte de un compañero de la fuerza.

El hecho ocurrió en la noche del miércoles cuando un suboficial de policía acosó a una mujer policía, de mayor rango que él.

Según la denuncia penal que en estas horas es enviada al juzgado local, y los datos que recogió ahoracalafate.com.ar, todo ocurrió en el interior de un patrullero.

La oficial de policía sufrió el supuesto acoso por parte del suboficial y chofer del automóvil policial.

Mientras se trasladaban como parte de un trabajo de investigación, el suboficial intentó el clásico “levante”, cosa que fue rechazado por la joven mujer.

El suboficial insistió varias veces, incluso tocando su pierna e intentando avanzar.

La policía se negó en todas las veces e incluso pidió que detuviera el automóvil para poder bajarse.

A llegar a una de las dependencias policiales la oficial le indicó a su subalterno que daría cuenta de lo ocurrido.

En la comisaría segunda de El Calafate, a donde pertenece el hombre, la mujer radicó una denuncia penal.

la oficial fue asistida psicológicamente y como medida preventiva se le pidió que entregara su arma reglamentaria, mientras sea evaluada en horas posteriores.

Al tomar la denuncia, los jefes del denunciado debieron informar al juzgado de instrucción penal, desde donde se ordenó que el policía continuará en carácter de aprendido durante seis horas, para luego recuperar su libertad.

Para las próximas horas se prevé que la justicia llame a ratificar la denuncia a la oficial víctima, y luego en declaración indagatoria al suboficial.

La conducción de la comisaría ordenó el retiro del arma y la puesta en disponibilidad del efectivo, para que su destino laboral sea potestad de los superiores jefes de la fuerza. (Fuente: Ahora Calafate)