Usurpan casa en barrio 150 viviendas y se generan enfrentamientos

En la noche del lunes hubo un conflicto entre dos familias, de apellido Robledo y Narváez.
miércoles, 22 de enero de 2020 · 08:31

La dueña de la vivienda se llama Maria Robledo y una mujer de apellido Narváez sería la usurpadora.

De todos modos, trascendió que Narváez sería la adjudicada de la vivienda por el intendente Facundo Prades y habría aportado documentación que la acrediten.

Robledo trabaja en Puerto San Julian, por lo que está entre cuatro y cinco días fuera de su hogar, y sería lo que aprovechó Narváez para instalarse en la casa 13 del barrio 150 viviendas.

Luego de radicar la denuncia en la Seccional Segunda de Policía, María Robledo, quien llegó a la ciudad ese día se acercó al domicilio a pedirles que se retiren.

Estuvo acompañada por sus hijos y su pareja y un amigo de la familia. No fueron bien recibidos y hubo un enfrentamiento a piedrazos. De dicho conflicto solo quedaron detenidos los familiares de Robledo.

Fuentes cercanas a la investigación detallaron que cuatro hombres mayores de edad, quienes pretendían amedrentar a Narváez, fueron detenidos por efectivos de la Seccional Segunda y fueron identificados como Cristian Millar de 28 años, Luis Villegas (30), Ramón Alcides Araya (25) y José Macri (50 años), quienes recuperaron su libertad en la jornada del martes.

Asimismo, se procedió a la detención de Robledo, quien también fue liberada por orden de la justicia.

Otro intento de usurpación
En la madrugada del martes, efectivos de la Seccional Segunda intervinieron también en otro intento de usurpación en la casa 12 del 150 Viviendas.

Según se informó alrededor de la una de la mañana, una mujer identificada como Claudia Nahuelquin, llegó a su casa y se encontró con un hombre que se disponía a usurpar la propiedad.

Fuentes policiales relataron que el hombre fue identificado como Jonathan Carranza de 27 años de edad, quien adujo que intentaba apropiarse de la vivienda, debido a que no tenía donde vivir.

De este modo es arrestado por la policía, trasladado al Hospital Zonal y alojado en la Seccional Segunda. Cumplidos los plazos legales, la justicia determinó que fije domicilio y recupere su libertad.

En tanto, la damnificada que, una vez que había llegado a su casa, sus pertenencias se encontraban en el patio, denunció el faltante de elementos, tales como un equipo de música, una plancha para el pelo, DVD, un lavarropa, una Play Station 2, una computadora, entre otros artefactos de valor. (Fuente: Diario Más Prensa)

Valorar noticia