Tierra del Fuego

Ushuaia: Madereros culpan a Bertone de chamuyera

Desde el Sindicato de Madereros de Tierra del Fuego aseguraron que la crisis que atraviesan los aserraderos de Tolhuin tienen dos motivos; por un lado la caída en la actividad industrial por lo que no tienen mercado para los pallets, y por otro el endeudamiento que tuvieron que hacer para fabricar muebles para el Gobierno Provincial, que aún no se han pagado. Esto es otro chamullo mas de este Gobierno, indico.
martes, 27 de junio de 2017 · 10:08


Ante las medidas que están tomando los aserraderos ubicados en Tolhuin de cerrar sus puertas ante la falta de producción, el dirigente del gremio que agrupa a los trabajadores de la madera, Jorge Cuello responsabilizó al Gobierno provincial de la crisis que atraviesan estas empresas, por la promesa de compra de muebles para dependencias del Estado que los llevaron a endeudarse para adquirir equipamiento, y "todavía no pueden cobrar”.

En este sentido Cuello aclaró que este problema "viene desde el año pasado” y planteó que hay una situación de inseguridad laboral "para la gente y para la empresa” y explicó que los aserraderos se enfocaron en su mayoría en la construcción de pallets, "que era donde podía haber dinero rápido”, por lo que se han visto directamente afectados por la caída de la actividad industrial aunque remarcó que ese no era el único motivo.

El dirigente del Sindicato de Madereros de Tierra del Fuego aseguró en declaraciones a FM Del Pueblo que parte de la crisis que están atravesando los aserraderos es por el "endeudamiento de las empresas en función del convenio con el Gobierno para la fabricación de muebles” en el marco del proceso de reconversión y con el objetivo de agregar valor al recurso natural, a la vez que recordó que "nosotros nos pusimos contentos cuando escuchamos que la gobernadora Bertone citó a la gente del sector y al gremio también, porque veíamos que se iban a hacer muebles; pero hubo que acordar precios, las ganancias eran mínimas, y algunos aserraderos tuvieron que comprar máquinas para poder darle buena terminación a los muebles que se hicieran”. 

Tirado de los pelos: Cuello aclaró que la promesa que hizo la gobernadora Bertone era que desde el gobierno se iban a comprar muebles fabricados en la provincia, en especial para establecimientos escolares, "pero no pasó nada; como siempre ocurre en Tierra del Fuego, las cosas se hacen tiradas de los pelos. Todavía hay aserraderos que han entregado muebles y no los han podido cobrar, porque no reúnen los requisitos en la parte administrativa para que cobren”.


Asimismo el dirigente gremial indicó que el compromiso inicial era una compra por "dos millones de pesos, que era una suma insignificante, pero que podía llegar a 16 millones, pero hasta ahora no pasó nada y es otro chamuyo más” y dio como ejemplo la situación del aserradero Castro – que anunció el cierre a fin de mes - que "es el más necesitado, porque fue uno de los primeros que entregó muebles y ahora tiene un montón de sillas, pupitres, mesitas para jardín de infantes y demás, y no los puede entregar porque no reúne los requisitos. Nosotros vamos a hablar con Castro como gremio pero el gobierno tiene que tomar parte urgente para que no suceda”. 

Con respecto a la situación del personal Cuello aclaró que el Gobierno "está subsidiando a los pequeños emprendimientos madereros que tienen personal en negro y configuran una competencia desleal. Les entregan subsidios no reintegrables a los pequeños obrajeros y nosotros estamos en contra de esto, porque tienen toda la gente en negro, están trabajando con el costo mínimo y pueden vender la madera a precios más baratos que los aserraderos. Esto es poco serio”.


Por su parte el dirigente de Madereros se comprometió a "hablar con la gente de Nación para ver qué podemos hacer. No solamente Castro está en esta situación, sino que los otros aserraderos están iguales”.

 

Crónicas Fueguinas

Comentarios