“Grasso y su equipo no están a la altura de lo que merece la Cuenca y la Provincia”

Así lo indicó  arquitecto Cosme Aldo Bazán, ex funcionario del municipio de Rio Turbio.  Se refirió a la visita el titular del IDUV, Pablo Grasso y el anuncio de obras para la comunidad. También afirmó  que “lamentablemente la provincia a decidido  jugar un rol diferente. 
lunes, 12 de noviembre de 2018 · 08:34

Patagonia Nexo: Sabemos que ya no está en funciones en el ámbito de la Municipalidad de Rio Turbio y que ha sido junto a Nicolás Brizuela, gestor de una serie de obras .¿Como tomó las declaraciones de Pablo Grasso, teniendo en cuenta que usted habló personalmente con él  llevando carpetas con 21 obras que no obtuvieron respuesta?

Cosme Bazán: Yo tenía muchas expectativas con esas obras, lamentablemente Grasso  y su equipo de trabajo no están a la altura de lo que merece  la Cuenca y la Provincia. A estas personas las conocía, tenía muchas expectativas con ellos y están jugando un papel importante en la Provincia y supongo que la Gobernadora les debe dar todo el apoyo. Para mi es lamentable, pero es lo que ha puesto la Provincia y de ellos hablan sus obras. La escuela  Nº 30 está en veremos,  Hielos Continentales, donde les dimos terrenos para que hagan tanto la sede del IDUV como la sede del Ministerio de Trabajo, son obras pequeñas y muy mal hechas. Yo me  pongo triste por estas cosas, porque nosotros pasamos, y esperamos que los que sigan sean mejores que nosotros. No lo veo así. El tiempo dirá si yo estoy equivocado y si Grasso me tapa la boca.

 
Patagonia Nexo: La dinámica que se generó en los últimos  8 meses,  obligó a la Municipalidad a comprar y a tercerizar algunos servicios, por ejemplo los nichos del cementerio local. ¿Cómo se avanzó la obra? ¿Hubo algún malestar con la empresa que  llevaba  el trabajo  adelante?

CB: Nosotros contratamos a una empresa para que nos haga 100 nichos. Acordamos un sistema de pre moldeado, pero por el tema de la insalubridad  generaba al municipio  un problema extra que no estábamos  dispuestos a afrontar  ya que  había  que poner un montón de otras áreas a trabajar. Entonces decidimos tercerizarlo.

La empresa después  ajustó los  precios porque empezamos con un dólar de 17 y estamos en un  dólar de 37 y los moldes se encarecieron, entonces nos hacen una nota para pasar del sistema prefabricado al tradicional. Nosotros aceptamos siempre y cuando mantuvieran la misma línea. Llegamos a un arreglo y hay trabajos extras que no estaban contemplados en el contrato y que lo íbamos a hacer nosotros.

Patagonia Nexo: ¿Se equilibraron los niveles de avance de la empresa y los valores que se habían abonado?

CB: Estábamos de acuerdo  y ellos estaban de acuerdo también  que tenían que hacer las bases, las fundaciones que no estaban contempladas en ese presupuesto. Se les pidió que cotizaran. Como ya sabemos es una cuestión de Atanacio Pérez Osuna, independientemente de quien  esté a cargo del municipio  la gestión es la misma y tiene que haber una continuidad , lo único que hay que hacer es seguirla tratar de terminarla. Yo no entiendo porque hay algunas cosas que parecen desconocer personas que ya estuvieron.  Nosotros hicimos las cosas bien y está todo documentado. Al habernos truncado la posibilidad de seguir en la gestión  hay muchas cosas que quedan en stand by, pero si es una misma gestión, tienen que seguirla y los contratos hay que respetarlos.

Patagonia Nexo :¿ La empresa era local?

CB: Si, es local y hace pre moldeados.

Patagonia Nexo: No se está objetando la licitación, había  trascendido que Nicolás Brizuela  se había molestado por los números que habían trasladado desde la empresa en cuanto que los valores que no eran números ordenados.

CB: Es algo obvio, la empresa pasa un número y nosotros cotizamos lo que  está en realidad. No tenemos arreglos con ninguna empresa ni nada raro, lo que hacemos es, en función con los trabajos que se hacen de más, pagar de acuerdo al orden del mercado, no hay otra forma.

Patagonia Nexo: Había muchos proyectos en carpeta durante la gestión de Nicolás Brizuela. Pero en ese momento nada era positivo para Rio Turbio. Hoy aparece el sí en esos mismos proyectos ,por lo que se deduce que la negativa estaba vinculada a decisiones políticas. ¿Ahora hay  una apertura al dialogo en función  de decisiones que se tomaron en el Concejo Deliberante?

CB: Te voy a responder con algo que nosotros siempre pregonamos. Esta gestión se ha caracterizado por ser diferente en hacer política. Acá lo importante es la obra que se muestra y lo que venga a  prometer Nación o Provincia nosotros  lo tomamos como  cosas secundarias porque no se puede estar dependiendo  de si estás bien posicionado o no.

Lo que nos interesa es que lo que le ha pasado  a Nico (Nicolás Brizuela)  a Ceci (Cecilia Gaitán), lo que le ha pasado a Atanasio (Pérez Osuna)  y seguramente con lo que le pasará a la Concejal (Claudia)  Pavés- porque seguramente  le van a pasar ciertas cosas-  es  porque lamentablemente la Provincia quiere jugar un rol diferente

Lo que siempre voy a decir es que al CIC, no lo iniciamos nosotros, es  gestión 2014, 2015  pero la terminamos nosotros. El Sedronar lo terminamos nosotros, las viviendas las dejamos en un 80 %.

Ellos tienen la costumbre de no terminar las obras, por ejemplo la escuela Nº  30, lo que están haciendo en Hielos Continentales.

Patagonia Nexo: Cuando habla de ellos ¿habla de quien? ¿De Matías Mazú que llevó adelante la gestión anterior?

CB: Hablo de toda la gente que estuvo anteriormente. Toda la gente que estuvo durante la gestión de Néstor y Cristina (Kirchner). Estamos hablando de un gobierno de 12 años netamente popular que tendría que haber dado frutos y no los dió. Nosotros  con 5 o 7 meses de gestión y sin plata, con paros, con muchos palos en la rueda, con cuestionamientos, hicimos obras. Estoy contento, feliz y ojalá que ellos (el nuevo equipo municipal) se contagie de esto y puedan seguir haciendo cosas. Les deseo lo mejor. Para mi pueblo siempre le deseo lo mejor. Pero son los mismos de siempre.

Si vos seguís siempre el mismo camino, vas a terminar en el mismo lugar. Así que hay que cambiar el camino, la forma de hacer las cosas,  la política. Hay que ponerse a laburar. El pueblo debe saber que nosotros en estos meses hicimos más de los que podíamos.  Trabajábamos más de  10 o 12 horas por día, dejando a la familia y todos hicieron un montón y yo admiro todo eso. (Fuente: Patagonia Nexo)

Comentarios