Rosana Bertone deja al Gobernación de Tierra del Fuego y asume Arcando

Juan Carlos Arcando estará en el cargo de Gobernador hasta el 17 de diciembre, cuando asuma Melella. Además, en un hecho insólito, juran dos legisladores para ocupar el cargo por una semana.
lunes, 9 de diciembre de 2019 · 14:52

Desde hoy Rosana Bertone deja de ser gobernadora de la provincia, al operar la renuncia que materializó ante la Legislatura, de manera que lo sucederá a partir de ahora Juan Carlos Arcando, quien terminará de completar los cuatro años de gobierno que culminan el 17 de diciembre con el traspaso de mando al gobernador electo, Gustavo Melella.
Bertone renunció para asumir el martes el cargo de diputada Nacional, cargo que vuelve a ocupar después de muchos años, tras una intensa trayectoria política que la llevó a ocupar dos veces ese rol, para después ser senadora y más tarde llegar a la primera magistratura de Tierra del Fuego.
Mañana Rosana Bertone ocupará su banca para estar presente en la asamblea legislativa en la que prestará juramento el nuevo presidente de la Nación, Alberto Fernández.

Paz social y obras
La gestión que culmina Bertone tiene dos aristas muy importantes: Haber garantizado la paz social durante casi todo su mandato, a pesar de las dificultades económicas y los ajustes del Gobierno nacional; y haber proyectado un plan de obras públicas como pocas veces tuvo Tierra del Fuego.
La concreción del gasoducto fueguino y el tendido de nuevas redes domiciliarias de ese servicio son hoy realidades palpables. Además, se logró recuperar edificios emblemáticos como el caso del destacamento en Puente Justicia, las nuevas escuelas y los espacios públicos para la actividad deportiva.
En el caso de la paz social, a pesar del malestar de los estatales por no poder contar con un salario que le gane a la inflación; la gobernadora Rosana Bertone aplicó una política de no comprometer los fondos públicos y poder dar los aumentos que se podían pagar. Pero esto chocó de frente con una política nacional que devaluó el sueldo de todos los argentinos.
Lo destacable además de la gestión de la Gobernadora, es haber podido brindar un fuerte apoyo al sector privado, tratando de lograr algunas acciones que amortigüen el enorme impacto que causó el creciente desempleo en Tierra del Fuego, con leyes para morigerar la carga impositiva y poniendo al Banco de la Provincia para fomentar la producción.
Lamentablemente muchas de sus acciones no lograron ser valuadas en toda su dimensión por una cuestión de coyuntura, donde los ajustes del presidente Mauricio Macri opacaron todo esfuerzo que logró hacer Rosana Bertone para evitar que Tierra del Fuego sea una provincia golpeada por la fuerte crisis nacional.

Hecho insólito
Lo insólito que sucederá este lunes es la decisión de Juan Carlos Arcando de jurar como gobernador, cuando debería completar el mandato de cuatro años que inició junto a Bertone.
En un dispendio innecesario del erario público, además los legisladores procederán a sesionar para permitir que presente juramento Ramón Grasfascoli y Pablo Canga, para reemplazar por siete días las bancas que quedan vacantes por las renuncias del peronista Daniel Harrington y el macrista Pablo Blanco.
Además, trascendió que Arcando tendría intenciones de formar un propio gabinete de gobierno, aceptando la renuncia de todos los Ministros de Rosana Bertone, a pesar que ésta última procedió a decretar la baja de todos, pero a partir del 16 de diciembre.

Fuente: El Sureño (Río Grande)