Casi el 40% no votó o no optó por ningún candidato en las Primarias de Chubut

El 37 por ciento de los electores de Chubut optaron en las PASO por no ir a votar o no elegir a ninguno de los precandidatos que se postularon. En Esquel ese porcentaje llegó a 46 puntos y tuvo casi un 22% de voto en blanco o nulo. 
martes, 16 de abril de 2019 · 08:40

Las últimas PASO de Chubut dejaron como conclusión números relevantes que evidencian la voluntad de no participar de una parte significativa del electoral. Esa conducta se reflejó también en el rechazo de un sector que si bien fue a sufragar optó por votar en blanco o impugnar su voto.

Según un informe del portal de noticial El Extremo Sur, un total de casi 164.700 electores optó por no concurrir a las urnas y quienes sí lo hicieron eligieron no votar a ninguna de las propuestas que se presentaron hace nueve días.

Esa cantidad representa el 37,2% del electorado provincial y superó ampliamente a los casi 125 mil (29%) que tuvieron la misma actitud en las elecciones de 2017. Superaron también a los 138 mil (33%) que en 2015 tampoco eligieron a ningún candidato y a los 105 mil (30%) que en 2011 no se sumaron a las urnas ni votaron por ninguna de las listas que se presentaron en aquella oportunidad.

Tal cantidad de sufragantes que no concurre a las urnas y que si lo hacen no optan por ningún candidato muestra un hastío del electorado con las propuestas existentes de los partidos políticos tradicionales, un cansancio que expresa la profundización de la tan mentada “grieta” y una falta de soluciones a los problemas cotidianos y las perspectivas futuras.

EN AUMENTO

Los que no asisten a los comicios muestran un crecimiento constante desde 2011, cuando no concurrieron a las urnas un total de 80 mil electores. Pasaron a ser a más de 84 mil en 2015, volvieron a subir a 109 mil en 2017 y alcanzaron el récord de 131 mil en las recientes PASO.

El voto en blanco había tenido una alta expresión en los comicios de 2011, cuando 20.900 sufragantes no optaron por ninguna opción. En 2015 se alcanzó el máximo histórico con más de 49 mil electores votando en blanco y otros 4.500 impugnando su sufragio.

En 2017 dichas cifras se redujeron a 11 mil votos nulos y 4.600 en blanco; pero en las PASO recientes 23 mil eligieron votar en blanco y otros 10 mil impugnar su voto, transformándose en el segundo mayor caudal electoral que prescindió de participar del proceso electivo en ocho años.

ESQUEL, CORAZON DEL REPUDIO

En el electorado de Esquel se concentró el mayor rechazo a las PASO con 46% de los electores que no votaron, lo hicieron en blanco o eligieron impugnar su voto. Posiblemente una de las hipótesis más cercanas a la realidad se vincule al proceso del No a la Mina, que no encontró en los candidatos actuales una propuesta que les garantice el sostenimiento de la decisión popular expresada en el plebiscito de 2003 contra la megaminería.

Un total de 9.309 esquelenses no fueron a votar en las PASO sobre un total de poco más de 29.000 electores en condiciones de hacerlo. A esa cantidad se le deben acoplar los 4.309 electores que votaron en blanco o anularon sus votos; así se llega a los 13.600 votantes que no eligieron a ninguno de los postulantes de las fuerzas políticas en competencia y representaron a la mitad de los empadronados. Esos más de 4.300 votantes que anularon o no eligieron a nadie se transformaron en la tercera fuerza electoral y superaron inclusive a los actuales gobernantes oficialistas de Cambiemos que apenas consiguieron sumar poco más de 3.500 votos. Además, prácticamente igualaron la cantidad de votos obtenidos por las listas del PJ/FPV.

Aunque el Frente Vecinal de Esquel se encaramó a la par de las principales fuerzas políticas en la disputa por la Intendencia, su supuesto acercamiento a la propuesta del MST para las candidaturas provinciales no se tradujo en votos ya que apenas sumó el 3,9% para la gobernación y menos aún con el 3,6% para las diputaciones provinciales.

Esquel es una clara muestra del rechazo a los partidos tradicionales. Se trata de un electorado que no logra encauzarse hacia ninguna de las propuestas existentes, menos todavía cuando todos los candidatos de los grandes partidos de la provincia en algún momento mostraron su aceptación al desarrollo minero. Habrá que ver cómo esta tendencia consolidada se expresa en las generales del 9 de junio y en las nacionales de octubre. (Fuente: Diario El Patagónico)