Más de una decena de denuncias, el hartazgo de los vecinos y un trágico desenlace con 8 balazos en la cabeza del denunciado

El hecho tuvo lugar en la noche del domingo en Plottier, provincia de Neuquén donde vecinos de la toma "Evita" atacaron la vivienda de un hombre de 52 años denunciado en reiteradas ocasiones y, tras la acusación de una menor de 17 años quien señaló que el sujeto habría intentado violarla, por lo cual lo persiguieron y terminaron matándolo.

Foto: Yamil Regules - Río Negro
Escrito en REGIONALES el

En 2016, Julio Enrique Maidana (52) fue acusado de abusar de una menor de edad, pariente de la adolescente a la cual intentó violar el pasado domingo a la noche. Ese hecho no le trajo ninguna consecuencia, lo mismo que las otras 16 denuncias en su contra por amenazas con armas, violación de domicilio y lesiones. Se sospecha que cometió más delitos, y que los vecinos de la toma Evita de Plottier no lo denunciaron por temor.

 

El domingo a la noche, en medio de una revuelta por el intento de abuso de la adolescente de 17 años, su vecino Julio Damián Martínez lo mató de 8 disparos en la cabeza, el último de ellos a modo de ejecución cuando ya estaba en el suelo. Por eso le imputaron el delito de homicidio simple agravado por el uso de arma de fuego.

Su abogado afirma que actuó en defensa de un policía, pero Maidana habría estado desarmado cuando le dispararon desde una distancia inferior a dos metros.

El caso genera un enorme debate sobre la actuación de la fiscalía, inactiva ante las denuncias contra Maidana, y la venganza privada que ejerció Martínez. Está con prisión domiciliaria por dos meses, en una vivienda alejada del lugar donde ocurrieron los hechos.

 

Escrito en el agua

El equipo de la fiscalía de Homicidios que lidera María Eugenia Titanti dedicó parte de las últimas horas a rastrear el historial de denuncias contra Maidana. Encontró una de 2016 en la cual se lo acusa de abuso sexual contra una niña, familiar de la adolescente de 17 años que el domingo pasado a la noche logró escapar de quien sería víctima fatal.

El legajo estuvo en manos de un fiscal que acaba de jubilarse. Nunca citó a Maidana para formularle cargos, según dijeron las fuentes oficiales consultadas por Río Negro.

Hay otras 16 denuncias que recayeron en la fiscalía Genérica y que tampoco fueron activadas. Son por lesiones, amenazas con armas, invasión de domicilio, entre otros hechos.

 

El relevamiento permitió hallar 2 legajos en los que Maidana denunció a Martínez, y 4 en los que Martínez es el acusador. Ambos vivían separados por una medianera en la toma Evita.

En 2019, Martínez atacó a balazos a Maidana pero en las piernas. La policía de Plottier los conocía a ambos, también la fiscalía Genérica, pero ningún organismo estatal supo o quiso gestionar el conflicto. Con las denuncias cruzadas escritas en el agua, la tragedia era cuestión de tiempo.

 

Pedido de libertad

La agrupación MuMaLá Plottier expresó su «repudio ante el no accionar de la (in)justicia a reiteradas denuncias por abuso, violaciones, acoso callejero y hasta maltrato animal en otras ocasiones, que realizaron varios/as vecinos/as de la localidad y que llevaron al cansancio de los/as mismos/as a hacer justicia por mano propia dejando sin vida al violador Julio Maidana y otra vez poniendo en evidencia la falta de respuesta para con sus víctimas».

Ayer acompañaron a la familia de la damnificada y de Damián «en la comisaría 46 de Plottier con la compañía de al menos 200 personas de nuestra ciudad para exigir la liberación de quien cometió el hecho en defensa de una víctima», agregó.

«Estamos hartas de seguir padeciendo la violencia machista y la desprotección a las víctimas. Seguimos exigiendo que se declare la Emergencia en Violencia de Género para que el abordaje ante estas situaciones se realicen en pos de la seguridad y el acompañamiento a las mujeres que cada día padecen estas aberraciones y nadie las acompaña».

 

El caso Rigoberto

En noviembre de 2020, una turba enfurecida de vecinos de un barrio de Centenario prendió fuego la vivienda de Rigoberto Godoy, quien no logró escapar y murió.

Una noticia falsa lo había involucrado en un abuso sexual. La investigación fiscal permitió determinar que los vecinos se convocaron mediante publicaciones en redes sociales para ir a la vivienda de la víctima, a fin de agredirlo y asesinarlo, lo que finalmente ocurrió. De acuerdo con la investigación fiscal, el ataque fue en represalia por un supuesto delito.

En agosto del año pasado, tres vecinos fueron condenados a 3 años de prisión efectiva por el homicidio.

Los casos son diferentes: Godoy, a diferencia de Maidana, no tenía armas y no pudo defenderse del centenar de vecinos que lo atacó. Tampoco pudo saberse si la acusación tenía algún grado de certeza.

Pero guardan una alarmante similitud: si el Estado no reacciona, el regreso a una etapa previa a la civilización está a la vuelta de la esquina. (Fuente: Río Negro)