Preocupante: el nivel del lago Musters, a solo 37 centímetros de la toma del acueducto

Históricamente, el ciclo de menor nivel se da a fines de marzo o pincipios de abril, por lo que la breve diferencia del nivel de agua en superficie con el sistema de bombeo debería resistir por los próximos dos meses.
martes, 26 de enero de 2021 · 08:56

Un nuevo registro tomado en torno al nivel del lago Musters genera preocupación por la cercanía del mismo con la bomba de toma de agua para abastecer el sistema acueducto, ya que si bien poco tiempo atrás esa diferencia era de 50 centímetros, en la última medición se redujo hasta 37 centímetros, según pudo constatar ADNSUR en base a datos oficiales.

El interrogante crece cuando se toma en cuenta que históricamente el ciclo de menor nivel se da a fines de marzo o principios de abril, por lo que la breve diferencia del nivel de agua en superficie con el sistema de bombeo debería resistir por los próximos dos meses.

EL AGUA EN ZONA NORTE

Los procesos de evaporación de los lagos Colhué Huapi y Musters, acelerados en esta época del año, siguen mostrando indicadores que llevan a extremar los cuidados del agua.

Uno de los indicadores críticos en el abastecimiento de agua se vincula con la ubicación de la bomba de toma de agua principal en el lago, que en épocas normales mantiene una diferencia de al menos un metro frente a la superficie.

Esa distancia, que se había reducido a la mitad al comienzo de la temporada de mayores temperatura, se redujo peligrosamente en los últimos días.

En efecto, mientras el nivel mínimo de operación del sistema se encuentra a unos 2,69 metros en relación al fondo del lago, la superficie está unos 37 centímetros por encima, en un período en el que todavía quedan dos meses por delante en los que habitualmente baja más el nivel de lago, a partir de la evaporación y el menor caudal del río.

La alternativa natural a esta crítica circunstancia es que haya algunos días de lluvia en la zona cordillerana, o que bajen considerablemente las temperaturas, para reducir el impacto.

Una de las obras paliativas proyectadas para atenuar este problema se vincula a un corrimiento de la ubicación de la toma hacia una zona de mayor profundidad del lago, para evitar que la época estival ponga en riesgo el abastecimiento de agua a través del acueducto. Sin embargo, pese a que el proyecto fue elaborado hace varios años, nunca contó con la asignación presupuestaria correspondiente, en el área de Servicios Públicos de la provincia. (Fuente: ADNSur)