La lluvia ayuda a apaciguar incendio en el sur de Bariloche

El responsable del operativo, Victoriano Curuhual, aseguró que las precipitaciones obligan a rearmar "la estrategia del combate".

Escrito en REGIONALES el

Una vez más, la lluvia dio un respiro en el avance del incendio forestal que se desató el 7 de diciembre pasado en la zona del lago Martin y que llegó a consumir 6.000 hectáreas.

«La situación está más calmada con la lluvia y estas condiciones se mantienen hasta mañana, según el pronóstico. Tenemos focos activos, pero con menos actividad«, resumió el intendente del parque Nahuel Huapi, Horacio Paradela.

Los pobladores de la zona no se confían. Sucede que después de los 115 milímetros de precipitaciones que cayeron los primeros días de enero y que permitieron atenuar las llamas, con el paso de los días, el incendio se reavivó con mayor intensidad.

Victoriano Curuhual, a cargo del operativo, aseguró que hasta las 14 de este miércoles llovía con intensidad en la zona del incendio. «Más allá de la lluvia, se desplegó gente en diversos sectores. A mitad de mañana, como los brigadistas estaban muy mojados y con mucho frío, se los retiró del lugar«, indicó el director del Departamento de Lucha contra incendios forestales y Emergencias de Parques Nacionales.

Dijo que «hasta ahora, se veía humo en la zona de la laguna Amor y en inmediaciones de los cerros Cóndor y Áspero. La lluvia y la baja temperatura ayudan a fortalecer los trabajos pero sigue habiendo árboles prendidos«.

Reconoció que, a partir de las precipitaciones, «será necesario rearmar la estrategia del combate».

«Seguiremos teniendo humo. Hoy tenemos casi 200 personas trabajando en el lugar con herramientas manuales. Pese a la lluvia, el helicóptero trabajó toda la mañana», dijo.

Respecto al campamento para los brigadistas que anunció el presidente de Parques Nacionales, Lautaro Etcharru, el fin de semana en su visita a Bariloche, Curuhual manifestó que podría ponerse en marcha recién el fin de semana.

Fuente: Diario Río Negro