Apertura del año institucional 2021: Soloaga lamentó que en Santa Cruz "haya que discutir un reparto de migajas"

En ese sentido el jefe comunal de Cañadón Seco reparó que los proyectos de desarrollo para esta provincia seguirán siendo inviables si no se discute y cambia un derecho público provincial y una legislación perimida por el paso de los años.
sábado, 13 de marzo de 2021 · 19:16

En el discurso que pronunciara el viernes para inaugurar el período institucional 2021 de la Comisión de Fomento de Cañadón Seco, Jorge Soloaga convocó a referentes de los planos sociales, políticos y gremiales con poder de decisión en Santa Cruz para conformar la gran mesa de concertación santacruceña que resuelva cuestiones estructurales en materia hidrocarburífera, minera y pesquera entre otras y ponga a Santa Cruz de pie en el nuevo tiempo, en el nuevo siglo».

En ese sentido el jefe comunal reparó que los proyectos de desarrollo para esta provincia seguirán siendo inviables si no se discute y cambia un derecho público provincial y una legislación perimida por el paso de los años, que pertenece al siglo pasado y a otra Santa Cruz donde sus ingresos son exiguos y las grandes empresas siguen acumulando suculentas ganancias y «nosotros los santacruceños no podemos continuar discutiendo sobre migajas», resaltando además que en materia distributiva en la zona norte «tenemos que dejarnos de pelear por las achuras mientras que la vaca está en la capital de la provincia».
Para fundamentar sus dichos puso de relieve que «casi el noventa por ciento de los recursos mineros, petroleros y la totalidad de los pesqueros están en la zona norte, por lo cual queda claro que no hay una distribución equitativa de los ingresos económicos que recibe la provincia, aunque los mismos constituyan una ínfima parte de lo que se lleva el empresariado.
De hecho, sostuvo, no se cumple con uno de los postulados que legara el General Juan Domingo Perón que propició la distribución equitativa de la riqueza para el desarrollo de los pueblos, a fin de conferirles justicia social, dignidad y felicidad a sus habitantes.
En ese contexto referenció que, por el contrario, en Cañadón Seco, el presupuesto anual de solo 262 millones de pesos se destina de manera adecuada a sus necesidades de su comunidad.

Un claro ejemplo de ello son los fondos que se invirtieron para contar con una estructura educativa adecuada y única en la provincia, lo que hizo que, pese a la pandemia del Coronavirus, aquí comenzaran las clases presenciales.
Sin embargo, reveló, nada dijo de ello la presidenta del Consejo Provincial de Educación cuando hace pocas semanas visitó los establecimientos educativos locales y eludió reunirse con autoridades, haciendo gala de «irreverencia institucional».
El presidente de la Comisión de Fomento había comenzado su discurso haciendo referencia a la crítica situación que generó en todo el mundo la pandemia.
Esto hizo que se replantearan programas de trabajo institucionales y Cañadón Seco no estaba exento de ello, por lo cual le había dado una nueva hoja de rutas a los directores de áreas de la comuna, requiriéndoles que: «ofendemos a nuestros vecinos si nuestro trabajo no está a la altura de la demanda de ellos aún a pesar de las circunstancias que se viven» sentenció.

Economía oligopólica
Más adelante hizo referencia a las difíciles situaciones que afrontó la Argentina durante la gestión del macrismo que reflejó «una de las orgías económicas más concentradoras y saqueadoras que recuerde la historia de nuestro país».
«Ciertamente -añadió- fue uno de los fenómenos de sometimiento más humillante en la vida de nuestro pueblo, el cual nos ha sumergido en un esquema de dependencia crucial de los organismos financieros internacionales».
Abonando esa postura, dijo que «hay que ir a las cuentas para que esto no parezcan cuentos», citando en tal sentido que «en la Argentina hay cerca de 700 mil grandes y pequeñas empresas, pero en ese proceso de concentración de la riqueza que se ha vivido en manos del personaje saqueador que la gobernó en el último proceso de cuatro años, se afirmaron solo 500 empresas que concentran el procesos de exportación porque son oligopólicas y la mayoría responden a intereses multinacionales especuladores».
Además, describió que de ese reducido grupo, el 76 % son productoras de los insumos y de los productos masivos de consumo, lo cual explica «quiénes son los que ejercen presión en los índices macroeconómicos a costa del sometimiento, la miseria y la angustia de millones de argentinos».
Por ello afirmó que «es imprescindible la construcción colectiva de una fuerza para enfrentar a estos fenomenales dueños del poder económico que condiciona no solo a nuestro país sino también el mundo».

Limitaciones en Santa Cruz
Puso también énfasis al señalar que ese perverso fenómeno incide de sobremanera en Santa Cruz condicionando la vida de sus comunidades ya que, a modo de ejemplo, la especulación empresaria, bajo el pretexto de la pandemia ha motivado que de manera sistemática haya ido cayendo la producción petrolera y gasífera, recursos estratégicos que en otros tiempos representaba el 50 % de los ingresos económicos para la provincias ahora pasó a ser de tan solo un 26 %. Por el contrario, ahora es la minería la que desplazó a la producción hidrocarburífera y la explotación de oro y plata situaron a Santa Cruz en el quinto lugar como provincia exportadora global.
No obstante reparó que las compañías de ese sector llegaron a tener una ganancia mensual de 560 millones de dólares, pero es insignificante lo que dejan en las arcas provinciales al igual que las petroleras y las pesqueras.
Pruebas al canto, precisó que los ingresos fiscales totales representados por coparticipación federal, tributos jurisdiccionales y recursos no tributarios como lo son las regalías, rondan los 6,5 miles de millones de pesos que representan del total embolsado por las mineras el 12 %».
«Esta es la injusta realidad de Santa Cruz y mientras tanto nosotros vemos que los recursos recibidos nos ponen en una situación de inviabilidad y de falta de sustentabilidad económica porque vemos que con estos ingresos totales la provincia no puede crecer, ni desarrollarse, ni responder a las exigencias que le impone una sociedad en crecimiento», resaltó.