Apple lanzará este dispositivo esperado por la industria del entretenimiento

Tendrá un precio alto y aprovechará una nueva generación de procesadores desarrollados por la compañía fabricante del iPhone y la iPad.
sábado, 23 de enero de 2021 · 14:18

Apple podría lanzar en 2022 su primer casco de realidad virtual. Sería el primer paso en una estrategia enfocada a poner en el mercado las gafas de realidad aumentada en las que la compañía trabaja desde hace años, pero que en su primera versión se centrarán, sobre todo, en el ocio electrónico. El casco competiría con las propuestas de Oculus (Facebook), HTC Vive y PlaysStation VR.

Según informó la agencia Bloomberg, el proyecto se conoce internamente como N301 y está en un estado avanzado de desarrollo. Tendrá un precio alto y aprovechará una nueva generación de procesadores desarrollados por la compañía, más potentes que los M1 que ahora usan algunas Mac. También tendrá más resolución de lo que es habitual para este tipo de productos.

A diferencia de otros cascos de realidad virtual, el de Apple no dejará espacio para que los usuarios usen gafas mientras juegan. La idea es vender lentes graduadas como accesorio que podrán insertarse en el mismo cuando se requieran.

Gracias a esta medida, el casco es más ligero y está más cerca de los ojos, lo que aliviará la tensión sobre el cuello. La desventaja es que en muchos países vender lentes graduadas complica la comercialización, ya que obliga a considerar el casco como un dispositivo de salud o requiere receta médica. El casco tendrá un ventilador para dispar el calor generado por el procesador y un exterior de tela.

Aunque en un principio se consideró que el casco funcionase como un accesorio para conectar al iPhone o un dispositivo externo de forma inalámbrica, la versión final será completamente independiente y tendrá su propia batería interna. Bloomberg, sin embargo, asegura que a pesar de su avanzado estado de desarrollo el proyecto podría aún cancelarse antes de ver la luz.

La principal diferencia entre la realidad aumentada y la virtual es que la primera suele tomar como base el campo de visión real de la persona, superponiendo a la escena los diferentes elementos digitales. La realidad virtual, en cambio suele se construye de forma completamente sintética sobre una pantalla situada frente a los ojos.

Estas gafas de Apple podrían apostar por un modelo híbrido. Algunos de los prototipos tiene cámaras integradas que permiten capturar el mundo exterior y mostrarlo en la pantalla.

La idea de los ingenieros de Apple es, además, que estas cámaras detecten la posición y el movimiento de las manos en el mundo real para reproducirlo en el interior de los mundos virtuales, eliminando la necesidad de usar guantes o accesorios especiales. Serían, por tanto, un primer paso hacia unas gafas de realidad aumentada con cristales convencionales sobre los que se proyectarían diferentes elementos digitales.

Estas gafas también están en desarrollo en los laboratorios de I+D de la empresa, con el nombre en clave N421. Según Bloomberg, sin embargo, no llegarán al mercado hasta 2023 o 2024.

En los últimos años Apple ha dado más protagonismo a la realidad aumentada en sus productos, reservando incluso unos minutos en las presentaciones de los iPhone y las iPad para mostrar algunas de las posibilidades que ofrece esta tecnología.

Pero la implementación actual requiere sostener el teléfono o la iPad mientras se juega a un juego o se examina un modelo tridimensional, lo que hace la experiencia algo incómoda. Unas gafas que dejen libres las manos serían el siguiente paso lógico.

Varias empresas, como Magic Leap, Microsoft y Google, han intentado entrar en este mercado, pero de momento la tecnología no está lo suficientemente madura como para resultar atractiva para la mayoría de consumidores.

Los competidores que enfrentaría Apple

En el mercado hay muchos dispositivos de realidad virtual, que compiten por rendimiento, facilidad de uso y otras características importantes.

La realidad virtual tiene un largo camino y, aunque por ahora nada supera al Oculus Quest, eso no significa que no haya buenas alternativas, especialmente en distintas categorías, como los dispositivos móviles o consolas.

Oculus Quest, el mejor de todos los equipos de realidad virtual

El Oculus Quest es el equipo de realidad virtual más accesible y completo del mercado. Es de alta calidad, se ve genial y además es cómodo. Resuelve casi todos los problemas que enfrentan las personas cuando compran sus propios dispositivos de realidad virtual. No requiere ningún sensor exterior, tiene la libertad de movimiento total de seis grados, controladores de movimiento y -lo mejor de todo- es que no necesita de cables que te aten a una PC. Es casi perfecto.

El Quest también está diseñado para una fácil configuración. El proceso de designación de límites "Guardián" es simple e intuitivo, y casi inmediatamente te ves envuelto en escenarios alegres que involucran eliminar pelotas de ping pong y agarrar bloques para ayudar a los nuevos usuarios a sumergirse en el mundo virtual.

Sin embargo, no son perfectos, ya que en algunas ocasiones no son tan potentes como aquellos auriculares conectados a la PC, y su uso exclusivo de sensores de seguimiento (a menudo llamado seguimiento de adentro hacia afuera) significa que podés perder de vista tus manos si las colocás detrás de tu espalda o te acercás demasiado a algo.

El Oculus Quest es asequible. Si bien podés obtener un Oculus Rift de primera generación por el mismo costo con toda la potencia de una PC moderna detrás de ella, no necesitás pagar por una PC para juegos con Quest. Eso, combinado con todas sus innovaciones, lo convierte en el mejor dispositivo de realidad virtual que podés comprar.

Fuente: IProfesional