Aumentan las evidencias sobre los beneficios de la vitamina D contra el coronavirus

En sintonía con el mundo, científicos mendocinos realizan ensayos para probar la efectividad de este tratamiento en pacientes con síntomas leves y medianos.
lunes, 5 de octubre de 2020 · 09:01

El mundo está expectante por la salud del Presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, enfermo de coronavirus desde mediados de esta semana. Cada anuncio de sus médicos es convertido rápidamente en noticia global.

Todos quieren saber de qué modo está siendo tratado el hombre más influyente del planeta y no es una sorpresa que le estén suministrando, tal como confirmaron los propios expertos que lo tratan, vitamina D. Sería algo así como el compuesto del momento, apuntalado por estudios que señalan que niveles suficientes de vitamina D pueden prevenir el deterioro de la condición de los pacientes con Covid-19 e incluso pueden reducir la necesidad de oxígeno.

Según estas investigaciones, existen buenas razones para postular que la vitamina D modula favorablemente las respuestas al síndrome respiratorio agudo severo coronavirus 2 (SARS-CoV-2), tanto en la fase virémica temprana como en la hiperinflamatoria posterior de COVID-19.

En paralelo, un grupo de investigadores argentinos está realizando pruebas locales sobre pacientes con covid para evaluar los efectos beneficiosos que tendría esta terapia para tratar la enfermedad.

Walter Manucha, docente de la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad de Cuyo y lider del equipo, aseguró que los resultados podrían ser de impacto para el sistema sanitario nacional. "Los efectos del estudio traerían beneficios no solo a nivel preventivo, sino terapéutico, mejorando el pronóstico de quien contrajo el virus, evitando que requiera de asistencia respiratoria mecánica y de atención en terapia intensiva".

Sostiene que, con su estudio, buscan "canalizar todo ese bagaje de conocimientos en los que ya trabajábamos sobre la respuesta inflamatoria, ya que la Vitamina D se opone a eso, que es lo que termina lastimando cruelmente a los pacientes y que lleva a que requieran de un respirador mecánico asistido. Por eso desarrollamos un protocolo muy sencillo, desde la estructura pero sobre todo para la aplicación: concreto, que puede estar disponible en un corto período de tiempo y a bajo costo si funciona”.

Estos abarcan la prevención comunitaria, en geriátricos, del personal sanitario en contacto con pacientes infectados y los pacientes que ya tienen iniciado el proceso inflamatorio y que no son terminales. Es decir, en estadías iniciales e intermedias en las que todavía pueden intervenir.

Los investigadores aseguran que de comprobarse la hipótesis, esto podría evitar el colapso del sistema sanitario, ya que algunos pacientes evolucionarían prescindiendo de la respiración mecánica y de la terapia intensiva.

El estudio se hará hasta ahora en  200 pacientes. Y luego se extenderá para abarcar a 1200, "para que tenga significancia estadística y epidemiológica". La investigación se hace en el AMBA, en Mendoza y otras localidades donde el virus se está moviendo.  

Manucha explicó que se trata de una dosis única. "Son cápsulas de gelatina blanda, cinco en total, que se toman una tras otras. Se evalúa a pacientes antes del tratamiento y siete días depués se los vuelve a evaluar. Esperamos encontrar, después del tratamiento, que la función respiratoria se mantenga siempre positiva y que no tenga una agravamiento del cuadro".

Destaca que en Córdoba se aplicó esta terapia a  unos 77 pacientes  y los resultados fueron muy buenos.  "Estamos en un proceso de mejorar el sistema inmunológico", dijo el investigador. Y aseguró que "está probado que por períodos cortos de tiempo que ingerir altas dosis de Vitamina D no hace daño alguno". 

¿Cuál es la importancia de la Vitamina D en el sistema inmunológico?

Se cree que la vitamina D tiene un papel en la respuesta inmunitaria del cuerpo. Y ha habido distintas opiniones sobre sus beneficios contra el Covid. 

Investigadores de la Universidad de Boston aseguraron en la revista científica PLOS one que "sólo el 9,7% de los pacientes mayores de 40 años que tenían suficiente vitamina D sucumbieron a la infección en comparación con el 20% que tenían un nivel circulante bajo". 

"La reducción significativa de la PCR sérica, un marcador inflamatorio, junto con un mayor porcentaje de vitamina D, sugiere que la suficiencia de vitamina D también puede ayudar a modular la respuesta inmune, posiblemente al reducir el riesgo de tormenta de citocinas en respuesta a esta infección viral".

La 25 (OH) D o 25-hidroxivitamina D es una medida de vitamina D en el cuerpo. La PCR o la proteína C reactiva se analizan comúnmente para verificar los niveles de inflamación causados ​​por una infección. Cuanto mayor es la inflamación, mayor suele ser la infección.

"Este estudio proporciona evidencia directa de que la suficiencia de vitamina D puede reducir las complicaciones, incluida la tormenta de citocinas (liberación de demasiadas proteínas en la sangre demasiado rápido) y, en última instancia, la muerte por COVID-19", dijo el autor Michael F. Holick, PhD, MD , profesor de medicina, fisiología y biofísica y medicina molecular en la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston.

La insuficiencia de vitamina D afecta a casi el 50% de la población mundial. Se estima que mil millones de personas en todo el mundo, de todas las etnias y grupos de edad la tienen. Esta pandemia de hipovitaminosis D puede afectar principalmente atribuirse al estilo de vida y a factores ambientales que reducen la exposición a la luz solar, que es necesaria para la producción de vitamina D inducida por los rayos ultravioleta B (UVB) en la piel.

Sin vitamina D, sólo se absorbe del 10 al 15% del calcio de la dieta y alrededor del 60% del fósforo. La suficiencia de este nutriente mejora la absorción de calcio y fósforo en un 30 a 40% y 80%, respectivamente. El receptor de vitamina D (VDR) está presente en la mayoría de los tejidos y células del cuerpo.

"La reducción significativa de la PCR sérica, un marcador inflamatorio, junto con un mayor porcentaje de vitamina D, sugiere que la suficiencia de vitamina D también puede ayudar a modular la respuesta inmune, posiblemente al reducir el riesgo de tormenta de citocinas en respuesta a esta infección viral".

La 25 (OH) D o 25-hidroxivitamina D es una medida de vitamina D en el cuerpo. La PCR o la proteína C reactiva se analizan comúnmente para verificar los niveles de inflamación causados ​​por una infección. Cuanto mayor es la inflamación, mayor suele ser la infección.

"Este estudio proporciona evidencia directa de que la suficiencia de vitamina D puede reducir las complicaciones, incluida la tormenta de citocinas (liberación de demasiadas proteínas en la sangre demasiado rápido) y, en última instancia, la muerte por COVID-19", dijo el autor Michael F. Holick, PhD, MD , profesor de medicina, fisiología y biofísica y medicina molecular en la Facultad de Medicina de la Universidad de Boston.

Por su parte, Manucha recuerda que la única manera de saber cuánta vitamina D tiene  una persona  es por medio un  estudio de sangre. "Uno tiene que ir a su médico de cabeza y que solicite un estudio plasmático de vitamina D. Esta es la única forma de saber qué nivel tenemos de Vitamina D".