Coronavirus: la nueva cepa podría ser más vulnerable a la vacuna

La nueva mutación del virus es más contagiosa pero podría ayudar a que las dosis sean más efectivas.
lunes, 16 de noviembre de 2020 · 11:49

A casi once meses de que se registrara el primer caso de coronavirus en Wuhan y en medio de la carrera mundial por la creación de una vacuna efectiva, científicos advierten que, si bien la nueva cepa es más contagiosa y se propaga más rápido que la primera, también resultaría más vulnerable a la neutralización por fármacos de anticuerpos.

Esta cepa, denominada D614G, surgió en Europa y Estados Unidos y resultó ser más infecciona que la original, cuyo primer caso se registró en China en diciembre de 2019. Si bien afecta a las células de forma más eficiente, no la hace más letal.

Por el contrario, investigadores de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill y la Universidad de Wisconsin-Madison afirman que la nueva cepa podría ayudar a que las vacunas sean más efectivas.

“El virus D614G supera a la cepa ancestral en aproximadamente 10 veces y se replica de manera extremadamente eficiente en las células epiteliales nasales primarias, que son un sitio potencialmente importante para la transmisión de persona a persona”, indicó Ralph Baric, profesor de epidemiología de la UNC-Chapel en la publicación que se realizó en la revista Science.

Según detallaron los investigadores, la proteína de pico de la cepa D614G se adhiere mejor a las células y se replica diez veces más rápido que el coronavirus original.

Sin embargo, es esto lo que también la haría más vulnerable a la vacuna dado que los anticuerpos reconocerán la firma de la proteína de pico y la bloquearán para que no infecte las células.

Los científicos basaron sus estudios sobre la rapidez del contagio de la nueva cepa en un experimento con hámsteres inoculados a con D614G y SARS-CoV-2 original. Ocho hámsters no infectados fueron colocados junto a dos que sí poseían en virus, separados por un divisor que les impedía interactuar. De esta forma, el virus solo podría propagarse por el aire.

En solo dos días, seis hámsteres se habían contagiado con la cepa D614G. Al día cuatro, los ocho estaban contagiados.