Italia espera alcanzar en una semana el nuevo pico de contagios diarios de coronavirus

Hasta el momento, 45.229 personas murieron por el coronavirus en Italia, en un marco de alza de los contagios diarios que durante el fin de semana tuvieron un promedio de 35.613 al día.
lunes, 16 de noviembre de 2020 · 11:27

 

El Gobierno italiano afirmó este lunes que las medidas restrictivas dispuestas desde inicios de mes "comienzan a dar resultados" y que espera que "dentro de siete días" se alcance el pico de contagios diarios de coronavirus de la segunda ola de la pandemia.

"El pico podría llegar en siete días. Sigo prudente, pero los expertos nos dicen que la curva de contagios se va estabilizando"; planteó el ministro de Saud, Roberto Speranza, en una entrevista publicada hoy por el diario La Stampa.

"Todavía es pronto para decirlo, esperamos otros datos, pero hay razones válidas para creer que las últimas medidas que adoptamos comienzan a dar resultados", agregó Speranza.

El ministro se refirió así al toque de queda nocturno dispuesto a nivel nacional por el premier Giuseppe Conte y a la división del país en tres zonas, amarilla, naranja y roja, según el grado de riesgo epidemiológico y que se mantendrá hasta el 3 de diciembre próximo.

Seis regiones y una provincia autónoma están caracterizadas como zona roja, con prohibición total de desplazamientos y cierre de bares, restaurantes y otros negocios; otras nueve están en zona naranja, y solo cinco permanecen como zona amarilla.

En ese marco, Speranza dijo que de todos modos la situación es "muy distinta" a la primera ola, de inicios de marzo.

"No teníamos barbijos, ni terapias intensivas ni protocolos de cura", sentenció el ministro sobre los primeros meses del brote, que convirtieron a Italia en el país más golpeado de Occidente.

Hasta el momento, 45.229 personas murieron por el coronavirus en Italia, en un marco de alza de los contagios diarios que durante el fin de semana tuvieron un promedio de 35.613 al día.

Las últimas medidas adoptadas por Conte buscan acelerar el cierre del país para evitar una nueva cuarentena generalizada en Navidad y salvar a los pequeños y medianos comerciantes en un contexto en el que la economía del país ya caerá al menos un 9% en el año, según las estimaciones oficiales.