Afirman que la primera vacuna contra la covid no será la solución de la pandemia

La primera vacuna podría ser solo una solución para contener el virus y evitar contagios hasta crear una dosis 100% efectiva.
jueves, 5 de noviembre de 2020 · 21:28

Distintas empresas farmacéuticas del mundo se encuentran investigando el virus SARS-CoV-2, más conocido como covid-19, para crear su vacuna y una de ellas ya está lista para pedir la licencia. Sin embargo, varios estudios confirman que no es la solución a la pandemia.

La industria farmacéutica se encuentra en una maratónica investigación para tener la cura, pero la rapidez podría ser solo una solución a corto tiempo ante la necesidad de contener el virus y frenar las muertes que ya son más de 1 millón en todo el mundo. No sería la solución definitiva.

Para que una vacuna se apruebe, el regulador de cada país debe revisar los ensayos. Normalmente, una vez que confirman su eficacia se debe patentar para distribuirse. Pero hay excepciones como una pandemia.

Con una enfermedad tan mortal y masiva los pazos tienden a acortarse. En este contexto, una vacuna puede ser aprobada simplemente para contener al virus hasta que se cree otra que sea 100% efectiva.

En este sentido, el laboratorio Pfizer, ubicado en Nueva York, Estados Unidos, solicitará a la Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA, por su sigla en inglés) una autorización de emergencia para su vacuna.

Según indicaron sus autorizadas, estaría dirigida a personas de avanzada edad que es parte de la población de riesgo. Luego, buscarían la licencia para que sea distribuida al resto de la población para disminuir los contagios de coronavirus.

En Argentina, se está desarrollando la fase III de la vacuna de Pfizer y la investigación se lleva a cabo en el Hospital Militar de la Ciudad de Buenos Aires y es coordinada por el doctor Fernando Polack de la Fundación Infant.

En el caso de ser aprobada, se distribuirá en el país en diciembre y se sumaría a las 25 millones dosis de la vacuna Sputnik que se comprarían a Rusia para el mismo período.

Vacunas de emergencia

Las vacunas de emergencia se aprueban dependiendo de cuán segura sea la fase II y la fase III y qué tipo de consecuencias puede generar.

Sin embargo, puede ser un peligro para la vacuna definitiva: los voluntarios que reciben dosis de otros laboratorios podrían abandonar esos estudios para obtener la vacuna autorizada. Esto generaría una lentitud en el proceso para conocer la cura efectiva.

Para acelerar los procesos, muchas empresas farmacéuticas están realizando la fase I y la fase II al mismo tiempo, es decir, hacen las pruebas en cientos de personas, pero otras frenaron sus estudios por efectos secundarios en sus voluntarios.

La empresa de biotecnología Moderna, de Massachusetts, Estados Unidos, se encuentra en fase III. Comenzaron a desarrollar sus estudios en enero y su vacuna protege a los monos de covid-19 y en julio comenzaron a probarla en humanos.

CureVac, la empresa farmacéutica alemana, se encuentra en fase II y encontró respuestas positivas en ratones. Lanzaran la fase III a fines de 2020 y pedirán la aprobación en 2021.

En el caso de Johnson & Johnson, de Nueva Jersey, Estados Unidos, se encuentran en fase III y llegó a un acuerdo con la Unión Europea por 200 millones de dosis. Sin embargo, tuvieron que frenar los estudios por efectos adversos en un paciente.