China cuenta con otra vacuna pero aún la tiene que probar en humanos

Está basada en un vector adenoviral de chimpancés, según confirmaron investigadores de la Universidad de Tsinghua, la Universidad Médica de Tianjin y Walvax Biotechnology. Se espera que esté disponible a mediados del 2021.
lunes, 28 de diciembre de 2020 · 21:22

 

Investigadores de China anunciaron hoy que otra potencial vacuna contra el coronavirus basada en un vector adenoviral de chimpancés está lista para ser probada en humanos, tanto en ese país como en el extranjero.

El anuncio fue realizado por investigadores de la Universidad de Tsinghua, la Universidad Médica de Tianjin y Walvax Biotechnology en Kunming, que comenzaron a desarrollar la vacuna desde el inicio del brote de la epidemia.

Al respecto, informaron que en comparación con otras potenciales vacunas, esta se produjo utilizando sangre de chimpancé.

El investigador Zhang Linqi. de la Universidad de Tsinghua y jefe del proyecto de desarrollo, explicó que generalmente no existe un anticuerpo neutralizante contra el adenovirus del chimpancé prealmacenados en el cuerpo humano por lo que la vacuna basada en este vector adenoviral tiene varias ventajas: el número limitado de posibles reacciones adversas, alta capacidad de producción y alto nivel de inmunización después de la administración.

Los desarrolladores completaron las pruebas en animales y comenzaron a postularse para iniciar las pruebas en humanos tanto en China como en el extranjero.

"No ha habido efectos secundarios graves en los animales", apuntó Zhang, según el cual los resultados de la investigación preclínica destacan la seguridad de la vacuna y sugieren su alto potencial para futuras pruebas clínicas.

La fase 3 de experimentación clínica, observó el investigador, sirve para verificar la eficacia de la potencial vacuna y se llevará a cabo en varias áreas afectadas por la pandemia en el exterior. 

"Al igual que con otras vacunas chinas contra la Covid-19, debemos hacer frente al insuficiente número de pacientes positivos en China para participar en estudios de fase 3".

El domingo pasado se instaló en el distrito de Daxing de Pekín una planta para la producción industrial de esta vacuna de vectores de adenovirus de chimpancé. Si la vacuna resulta eficaz en los ensayos clínicos se producirá en masa. 

Las instalaciones de producción están actualmente en construcción y se espera que la vacuna llegue al mercado a mediados de 2021.