Al menos 25 integrantes de una sede salesiana del barrio de Almagro se contagiaron de coronavirus

Se trata de la Casa Zatti, perteneciente al complejo educativo y religioso de Don Bosco Argentina Sur. Sólo tres de los casos positivos presentaron síntomas. Los más vulnerables fueron derivados a sanatorios de la Ciudad de Buenos Aires
jueves, 25 de junio de 2020 · 13:50

Al menos 25 personas se contagiaron de coronavirus en la sede religiosa Casa Zatti del barrio de Almagro, perteneciente al complejo educativo y religioso salesiano que incluye, entre otros establecimientos, a la emblemática parroquia San Carlos.

El sacerdote Darío Perera, quien desde diciembre de 2019 es el titular de la Inspectoría Salesiana “Ceferino Namuncurá”, de Don Bosco Agentina Sur, informó al medio “Vida Nueva Digital” que al menos 13 religiosos y otros 12 trabajadores de Casa Zatti se contagiaron de Covid-19.

Según el sacerdote, sólo tres de los individuos que dieron positivo en el análisis presentaron síntomas. Así y todo, aquellos curas y trabajadores más vulnerables fueron trasladados a diferentes sanatorios de la Ciudad de Buenos Aires.

Los responsables de inspectoría de la organización decidieron someter a un hisopado a todos el personal relacionado a la Casa Zatti después de que una trabajadora del lugar haya sido testeada y su resultado reflejara positivo de coronavirus en días anteriores.

En el transcurso de la mañana, se pudo observar cómo profesionales de distintos centros de salud de la Capital retiraban a los curas y a los empleados hacia las ambulancias, en el establecimiento ubicado en la calle Don Bosco al 4000. Algunos de los religiosos tuvieron que ser retirados en sillas de ruedas.

Las tareas de hisopados y traslados del personal de la Casa Zatti fueron coordinados por las autoridades de la organización religiosa en conjunto con miembros del Gobierno de la Ciudad.

A su vez, se decidió la suspensión de todas las actividades dentro del establecimiento por un plazo de los próximos 14 días.

Entre las actividades suspendidas se incluyó el reparto y asistencia alimentaria que brindaba la Casa Zatti a personas en situación de calle.

“A la gente en situación de calle del comedor ya le hemos avisado la decisión y si bien fue muy doloroso hacerlo hemos recibido gestos de comprensión y gratitud hacia el trabajo que hacemos por ellos”, aseguró el párroco Fabián Alonso al medio religioso Vida Nueva.

En tanto, el sacerdote Perera instó a los fieles cercanos a la organización religiosa a rezar por las enfermeras y los empleados “a fin de que podamos transitar esto con serenidad y que ellos puedan recuperarse lo antes posible”.

Los próximos pasos a seguir estarán enfocados en los trabajadores, religiosos y residentes de la Parroquia de San Carlos, donde el Papa Francisco tuvo su bautismo, y la Basílica de María Auxiliadora, que se encuentran muy próximas a la Casa Zatti. (Infobae)