No quedan camas de terapia intensiva disponibles en Quito, según el gobierno de Ecuador

El ministro de Salud de Ecuador, Juan Carlos Zevallos, admitió hoy que no hay en Quito unidades de terapia intensiva disponibles para internar a enfermos de coronavirus, pero sostuvo que eso “no es grave” porque la capital registra una tasa de mortalidad mucho menor a la que hubo al principio de la pandemia en Guayaquil.
lunes, 13 de julio de 2020 · 21:05

Consultado por la televisora Ecuavisa sobre la oferta de camas de cuidados intensivos en Quito, Zevallos respondió: “Lo digo claramente, no existe, porque este es un procedimiento dinámico y hay personas que están esperando” una cama.

Sin embargo, consideró que “no es grave que no exista una cama de cuidados intensivos” porque “los pacientes están siendo atendidos en unidades que están en el área de emergencia y hay ocho veces menos mortalidad de la que hubo en Guayaquil respecto a Quito”, según la agencia de noticias Europa Press.

Hace dos semanas, Zevallos había dicho a la prensa que “hay suficiente personal y adecuado número de camas y unidades de cuidados intensivos”, dos días después de que el alcalde de Quito, Jorge Yunda, advirtiera que “los servicios sanitarios ya no dan más” y se quejara de que el gobierno central no estaba “entendiendo el grave peligro” al que, según él, se exponía la ciudad.

Ecuador contabilizaba 68.459 casos confirmados de coronavirus (589 en las últimas 24 horas) y 5.063 muertes seguras por la enfermedad (16 nuevas) más otras 3.277 probables, reportó esta tarde el Ministerio de Salud, según la agencia EFE.

En ese contexto, el gobernador de la provincia costera Guayas -la más poblada del país y la más afectada por la pandemia-, Pedro Duart, renunció hoy al cargo, que no es electivo sino designado por el presidente.

Duart anunció su dimisión luego de un acto oficial e hizo público su apoyo a Otto Sonnenholzner, quien renunció el martes pasado a la vicepresidencia de la república y reveló su intención de participar en las elecciones generales de 2021.

Horas después de que renunciara Sonnenholzner también dejaron sus cargos el canciller, José Valencia, y el secretario de Comunicación, Gustavo Isch.