Quiénes y cuándo deben realizarse el hisopado: qué dice el protocolo en Argentina

¿Las obras sociales y prepagas dan cobertura a la prueba de PCR? Qué dicen las empresas, qué ocurre en el sector público, quién rastrea y testea a los contactos estrechos y por qué no es necesaria la prueba para recibir el alta.
lunes, 27 de julio de 2020 · 14:40

Desde el momento en que una persona presenta síntomas compatibles con COVID-19 infinitos parecen ser las alternativas que ante cada caso se despliegan: desde determinar si quien consulta se ajusta a la definición de caso sospechoso, hasta que -en caso de confirmarse el diagnóstico- ese paciente es dado de alta, muchas son las instancias que el sistema de salud debió establecer a los fines de dar respuesta a las necesidades y no dejar nada librado al azar.

Para comenzar, el Ministerio de Salud fue actualizando con el correr de la pandemia la definición de caso sospechoso, para hacerla cada vez más acotada a los síntomas y diferentes maneras de manifestarse que presenta la infección por SARS-CoV-2.

Así, según la última actualización -del 9 de junio pasado- en la Argentina se considera que “todo paciente que presente anosmia/disgeusia de reciente aparición y sin otros signos o síntomas” es potencialmente sospechoso de padecer la enfermedad. El nuevo criterio se estableció con el fin de agilizar la definición temprana y se sumó a los ya existentes (personas con dos o más de los siguientes síntomas: fiebre de 37.5 Cº o más, tos, dolor de garganta, dificultad respiratoria, falta de olfato o gusto sin otra enfermedad que explique completamente el cuadro clínico; toda persona que presente dos o más de los síntomas descriptos y resida o trabaje en instituciones cerradas ó de internación prolongada, es decir penitenciarias, residencias de adultos mayores, instituciones neuropsiquiátricas, hogares de niñas y niños; o sea personal esencial -Fuerzas de seguridad y Fuerzas Armadas, y personas que brinden asistencia a personas mayores-; y también a personas que residan en barrios populares o pueblos originarios; toda persona que presente dos o más de los síntomas descriptos y requiera internación, independientemente del nexo epidemiológico y toda persona que sea contacto estrecho de caso confirmado de COVID-19 y presente uno o más de los síntomas).

Una vez establecido que la persona amerita ser hisopada, alguno de los rumores que circuló en las últimas horas apunta a que las obras sociales y empresas de medicina prepaga cobraban a sus socios por el test.

Sobre ése punto, Infobae habló con representantes del sector. “Sí, por supuesto”, respondió a la consulta Mariana Flichman, gerente corporativo de Riesgo y Calidad Médica de Swiss Medical Group. “Desde el inicio de la pandemia implementamos un equipo de trabajo que se encarga de diseñar e implementar protocolos en función de lo que establece el Ministerio de Salud y las diferentes jurisdicciones”, amplió, al tiempo que destacó que la cartera sanitaria, a su vez, “sigue los lineamientos internacionales, fundamentalmente de los CDC”.

Y tras señalar que “los protocolos fueron cambiando”, Flichman sostuvo que “siempre el criterio es médico y epidemiológico. Y hay que respetar los lineamientos que establece cada jurisdicción en función de su realidad respecto de la pandemia”.

En la misma línea, desde la Unión Argentina de Salud (UAS), confederación que nuclea a todas las entidades privadas del sector, coincidieron que “todos los estudios necesarios para el diagnóstico y evaluación de los pacientes sospechosos de COVID-19 están cubiertos por toda la seguridad social. La indicación de testeo es médica y la definición de sospechoso emana de la autoridad sanitaria y los distintos sistemas, sean obras sociales o prepagas, deben responder a esos protocolos”.

Además, “es muy importante tener en cuenta lo que se denomina ‘oportunidad del testeo’, porque para que la PCR sea positiva, requiere ser realizada en un momento en particular, si se hisopa, por ejemplo, una persona el primer día que tiene anosmia o un contacto estrecho antes de que presente síntomas -o sea precozmente- va a dar negativo y lo que es peor, generará una falsa idea de seguridad. Es trascendente el cumplimiento de los protocolos, y de realizar el test al momento indicado, que está establecido con un sustento epidemiológico”, agregó Flichman.

Desde el Ministerio de Salud de la Ciudad aclararon a Infobae que “obviamente en los hospitales públicos el test de PCR es gratuito”. Y sobre cómo es el rastreo de los contactos estrechos, la misma fuente explicó que “se les hace un seguimiento epidemiológico para ver cómo evolucionan y en caso que aparezca la sintomatología compatible con COVID-19, se lo evalúa y se hisopa”.

Para despejar dudas, la Superintendencia de Servicios de Salud emitió un comunicado para recordar a los beneficiarios y usuarios, así como a todos aquellos prestadores inscriptos en el Registro Nacional de Prestadores, Agentes del Seguro de Salud (Obras Sociales) y Entidades de Medicina Prepaga que, “ante la pandemia de COVID-19 actualmente vigente y en con respecto a los requerimientos prestacionales de sus afiliados, dichos financiadores deberán cubrir la totalidad de los tratamientos que requieran los pacientes con casos sospechosos o confirmados de haber contraído la enfermedad. Esta obligación incluye, a título ejemplificativo, la realización de tests diagnósticos, traslados, medidas de aislamiento, internaciones, etc”.

 ¿Cómo es el protocolo para la realización del hisopado una vez que una persona se acerca a una guardia o pide médico a domicilio y manifiesta tener síntomas de COVID-19?

- Flichman: La persona puede ingresar al sistema de diferentes formas: mediante un llamado telefónico (en ese caso se la comunica con el médico orientador, que le realiza un triage y establece la conducta a seguir. La misma dependerá de los síntomas y los factores de riesgo. Puede establecer desde el hisopado en el domicilio, la indicación de concurrencia a una guardia, hasta la derivación en un móvil si fuera necesario), a través de la concurrencia a la guardia (al momento del ingreso se le realizará un triage y a partir de allí, si cumple con los criterios de caso sospechoso, se realizará la evaluación médica, el hisopado y quizás, de acuerdo al cuadro, algún otro estudio complemenario) o por la solicitud del servicio de urgencia domiciliaria (si se trata de un paciente descompensado, directamente se activará el sistema de ambulancia para la evaluación médica en domicilio y de acuerdo a esa evaluación se adoptará la conducta médica a seguir).

- ¿Quién se encarga del rastreo y seguimiento de los contactos estrechos, que deberían ser testeados en caso de presentar síntomas? En ese caso, ¿quién testea a ese/esos contacto/s?

- Flichman: Cuando un socio de Swiss Medical da positivo, ese caso se carga al Sistema Integrado de Información Sanitaria Argentino (SISA) y allí también se informan los contactos estrechos, que son las personas con las que estuvo en contacto hasta 48 horas antes de presentar síntomas (se sabe que las personas infectadas empiezan a contagiar dos días antes de los síntomas) y se determinan luego de realizar la evaluación epidemiológica del caso índice.

A su vez, los contactos se dividen en de bajo riesgo (cuando se cumplieron medidas de distanciamiento y uso de barbijo todo el tiempo) y alto riesgo (por ejemplo, los integrantes del grupo familiar con quien el enfermo convive). Esos contactos entran el sistema de seguimiento médico telefónico (si la persona no tiene prepaga, lo toma el sistema público, y si no, lo toma la prepaga u obra social que corresponda). Recibirán instrucciones para el aislamiento y los contactará el médico a cargo del seguimiento, que continuará por el plazo que indique el protocolo (14 días en general). Si durante el seguimiento, la persona desarrolla algún síntoma compatible, se le realizará el hisopado.

- UAS: Los contactos estrechos asintomáticos sólo deben aislarse en el domicilio en forma estricta por 14 días. En caso de presentar un solo síntoma ingresan a la categoría de sospechoso y se los testea (siguiendo el mismo protocolo que cualquier caso sospechoso). El seguimiento y el testeo lo debe hacer la cobertura correspondiente a través de su sistema de atención domiciliaria, generalmente por consulta virtual.

- Ministerio de Salud porteño: Una vez que una persona es confirmada con COVID-19, es trasladada según su obra social y necesidades de atención. El próximo paso es el de identificar sus contactos estrechos y convivientes, a quienes, según el caso, se los contacta de manera telefónica o presencial.

El seguimiento está a cargo del Centro de Operaciones de Emergencias (COE) del Ministerio de Salud porteño, que cuenta con un equipo de especialistas idóneos para la tarea. En la primera comunicación, realizan una breve encuesta para evaluar la situación sanitaria y corroborar si presentan síntomas compatibles con el virus.

En caso de que la respuesta sea afirmativa, se le solicita al vecino que se acerque a la Unidad Febril de Urgencia más cercana a su domicilio donde se procede al hisopado para verificar si se encuentra infectada. En caso de ser positiva, será derivada según sus necesidades de atención: a un hospital (pacientes graves y moderados) o a un hotel (personas con coronavirus leve).

Si, por el contrario, no manifiesta tener síntomas, se indica el aislamiento por 14 días y se continúa con un seguimiento diario para evaluar su evolución y brindarle asistencia médica en caso de solicitarla. Una vez pasado ese período, el vecino se encuentra habilitado a finalizar el aislamiento y se da por concluído su seguimiento.

En el marco del Operativo DetectAR, la Ciudad en conjunto con la Nación lleva adelante la búsqueda activa “puerta a puerta” de casos sospechosos y “contactos estrechos” de personas confirmadas. El objetivo es identificarlos de manera temprana, asistirlos y lograr mitigar la contagiosidad del virus.

PCR al momento del alta, ¿sí o no?

 

En el inicio de la pandemia, la recomendación de la Organización Mundial de la Salud (OMS) era volver a hisopar a los pacientes antes de darles el alta. Sin embargo, el organismo actualizó luego su documento de criterios para el periodo de cuarentena de los pacientes con COVID-19, y estableció que “parece seguro” que puedan estar en cuarentena 13 días desde que iniciaron los síntomas y sin necesidad de realizarles un test PCR para permitirles salir del aislamiento.

Según el organismo de Naciones Unidas, sobre la base de las pruebas que muestran que el virus no puede cultivarse en muestras respiratorias después de nueve días de aparición de síntomas, especialmente en pacientes con enfermedad leve, y que suele ir acompañado de un aumento de anticuerpos neutralizantes y la resolución de síntomas, es “seguro” que dejen de estar aislados en el día 13 desde que iniciaron sintomatología.

“El criterio de alta fue modificado ya varias veces en función de la evidencia científica y la Argentina sigue el marco internacional en este sentido -precisó Flichman-. Swiss Medical cumple con el criterio de alta que establece cada jurisdicción. Al principio el criterio se centraba en la PCR, luego, fue migrando a lo que hoy se denomina ‘alta por criterio tiempo’. Es decir que, salvo en algunas situaciones particulares que el protocolo establece, el alta se otorga en función del tiempo transcurrido desde el inicio de los síntomas, o en el caso de los sintomáticos, desde el día en que se realizó el hisopado. Este criterio tiene un fundamento científico y epidemiológico, por eso es muy importante respetarlo”.

Desde la UAS explicaron que “sólo en casos graves que requirieron Unidad de Terapia Intensiva y asistencia respiratoria o los pacientes inmunodeprimidos se realiza una segunda PCR para decidir el alta”. “Los casos leves no requieren de una nueva prueba para el alta epidemiológica -detallaron-. A los 14 días del diagnóstico, con 48 horas afebril y si no presenta sintomatología, se considera de alta. Esto también responde al protocolo del Ministerio”.

Así las cosas, y dado que el curso de esta pandemia es dinámico, los protocolos tanto para la definición de sospechoso, los sitios de aislamiento y las distintas pruebas de laboratorio fueron modificándose de acuerdo a la evolución y a la experiencia de lo que ocurría en otros países. Al momento, nada pareciera ser definitivo, si de coronavirus se trata.

Fuente: Infobae 

Otras Noticias