Vacunas china Sinopharm tienen hasta 78% de eficacia indica un estudio estadounidense

Las vacunas del laboratorio chino Sinopharm lograron contener exitosamente el Covid-19, según un estudio publicado en el Journal of the American Medical Association (JAMA, por sus siglas en inglés) una prestigiosa revista médica estadounidense. 
sábado, 29 de mayo de 2021 · 23:56

Es la primera vez que se publican los resultados detallados de un ensayo en fase avanzada de una vacuna china en la literatura científica.

Las dos vacunas de virus inactivado desarrolladas por Sinopharm (una con la cepa HBO2 o BBIBP-CorV que adquirió la Argentina, desarrollada por el Instituto de Productos Biológicos de Beijing, y la WIV04 desarrollada con la cepa de Wuhan), previnieron las infecciones sintomáticas en un 78,1% y un 72,8% respectivamente, en coincidencia con lo anunciado por la farmacéutica estatal.

Vacunas contra el coronavirus: cuánto dura la protección tras recibirlas

En el estudio publicado por JAMA participaron 40.832 voluntarios de los Emiratos Árabes Unidos, Bahréin, Egipto y Jordania. Se dividieron por igual en tres grupos y recibieron dos dosis de las vacunas, con tres semanas de diferencia, o un placebo. Dos semanas después de la segunda inyección, las infecciones se desarrollaron en 26 personas que recibieron la vacuna conocida como WIV04, 21 de las que recibieron la vacuna conocida como HBO2 y 95 que recibieron una inyección de placebo.

Ninguno de los voluntarios a los que se les administró la vacuna activa desarrolló una enfermedad grave, en comparación con dos de los que recibieron el placebo. Los resultados se enviaron inicialmente a JAMA el 17 de marzo, según informó la filial de Sinopharm, China National Biotec Group, en un comunicado. El trabajo fue aceptado para su publicación el 12 de mayo.

La OMS aprobó la vacuna china que se fabricará en Argentina

Sin embargo, el estudio publicado reveló algunas limitaciones en el ensayo de la vacuna. La prueba estaba muy sesgada hacia los hombres, que representaban casi el 85% de los participantes. Menos del 2% tenían 60 años o más, y la mayoría estaban sanos. En consecuencia, hay pocas pruebas sobre la eficacia y seguridad entre las mujeres, embarazadas, ancianos y las personas con enfermedades subyacentes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) autorizó una de las vacunas Covid de Sinopharm a principios de este mes, allanando el camino para que se distribuya más ampliamente en todo el mundo a través del mecanismo Covax que proporciona acceso a vacunas seguras y eficaces.

Los detalles clave de otra vacuna de Sinovac se dieron a conocer en forma de preimpresión, sin una revisión o publicación formal por pares. Esa vacuna aún no ha recibido la luz verde de la OMS, aunque se han distribuido más de 380 millones de dosis en todo el mundo.

Las vacunas chinas, incluidas las de Sinopharm y Sinovac, han constituido la columna vertebral del despliegue de vacunas en países en desarrollo. Las inmunizaciones han sido objeto de escrutinio y sus fabricantes han sido criticados por no compartir datos adecuados sobre la seguridad y eficacia de las inyecciones.

La falta de transparencia alimentó las dudas sobre la capacidad de las vacunas para contener el Covid, especialmente después de que los casos siguieran aumentando en países como Seychelles y Chile, que las utilizaron para vacunar a una parte considerable de su población. cronistacomercial.com