Santa Cruz entre las 10 provincias donde aumentan los muertos por coronavirus

En los últimos siete días, los nuevos contagios descendieron el 12% a nivel nacional. En cambio, el promedio diario de fallecimiento no baja y se ubica en 565 decesos cada 24 horas. Cuáles son los distritos más complicados. La explicación de los expertos.
miércoles, 16 de junio de 2021 · 10:39

Pese a la proximidad del invierno, por efecto de las restricciones en la circulación y el impacto inicial de la vacunación, las autoridades visualizan una noticia alentadora: se comenzó a consolidar un descenso en los casos diarios, que ya se había iniciado en la primera semana de junio.

En los últimos siete días, los nuevos contagios descendieron el 12% a nivel nacional. Pero esta tendencia aún no tiene un correlato en el número de muertes por COVID-19 en el país. Santa Cruz aparece entre las 10 provincias en las que los muertos aumentan.

Si bien ayer fueron reportados 27.260 casos, el promedio semanal de casos diarios es de 23.424. Una semana atrás, ese indicador era de 26.625. Y antes del confinamiento dispuesto por Alberto Fernández el 22 de mayo, ese valor era muy superior: 30.435. Fue justamente el aumento del 51% en los contagios en las dos semanas previas al decreto que endureció las restricciones, lo que motorizó esa decisión presidencial cuando la segunda ola llegaba a su pico en el país. Los números - con un ascenso muy preocupantes en varias provincias - forzaron un consenso que Alberto Fernandez no cosechaba hasta ese momento entre los mandatarios provinciales.

No ocurre lo mismo con las muertes. Si bien no están aumentando al ritmo anterior en las dos semanas previas al confinamiento (cuando habían registrado una escalada del 18%), en los últimos siete días, el promedio diario de fallecimiento a nivel nacional se mantuvo estable, pero alto, con 565 decesos cada 24 horas. La cifra equivale a un avión Boeing de pasajeros que se estrella cada 24 horas.

Esta variación de cero en las muertes diarias podría indicar un punto de inflexión y una tendencia hacia la baja a futuro, impulsada por el descenso en los fallecimientos en, al menos, 9 de las provincias.

Ayer, la cifra reportada en la última jornada fue superior a esa media semanal: 589 muertes. En total, suman 86.615 las personas que perdieron la vida desde que empezó la pandemia y, a este ritmo, Argentina se encamina hacia los 100.000 muertos por COVID-19 en poco más de una semana..

Según el análisis de los datos oficiales realizado por Infobae, en 10 jurisdicciones, los decesos por coronavirus siguen en ascenso: en Jujuy, Entre Ríos, Catamarca, Santa Fe, Corrientes, Chubut, Santa Cruz, Salta, Formosa y en la Ciudad de Buenos Aires.

Por qué no bajan aún las muertes

El médico infectólogo Roberto Debbag explicó que el aumento en la cantidad de muertes responde al “impacto de las cuatro semanas anteriores”, cuando fue el pico de casos. El récord se alcanzó el 27 de mayo cuando se informaron casi 41.080 contagios en 24 horas. Diez días antes, el 18 de ese mes, se había registrado el récord de fallecimientos, 745.

“Recién se logró completar la vacunación de los mayores de 60 y de los menores de esa edad con co-morbilidades hace dos semanas. Estamos viendo el primer impacto de la campaña de inoculación. Posiblemente en la primera quincena de julio se empiece a ver una baja en fallecidos, siempre que no haya un rebrote a partir de la circulación de la nueva variante Delta”, le dijo este especialista ante Infobae.

El Ministerio de Salud de la Nación informó ayer que “el 40% de los argentinos mayores de 18 años ya fue vacunado con una dosis” contra el COVID-19. “De un total de 33.864.636 personas que se encuentran incluidas en esa franja, 13.223.188 fueron inoculadas” con la primera aplicación. Sin embargo, el ritmo de aplicación en los últimos días se frenó: pasó de 352.561 primeras dosis el 10 de junio, a 122.018 primeras aplicaciones este lunes.