Se tatuó los globos oculares con tinta azul y quedó ciega por casi un mes

Una reconocida instagramer quiso llevar su amor por los tatuajes a límites extremos y por poco lo paga con su vista.
miércoles, 6 de noviembre de 2019 · 10:27

Una chica fanática de los tatuajes decidió cambiar el color de sus globos oculares y pasar de blanco al celeste, situación que le provocó una ceguera temporal de casi un mes por el doloroso procedimiento.

Amber Luke es una joven inglesa de 24 años y su 'adicción' a la tinta la llevó a gastar cerca de 26 mil dólares en distintos dibujos y palabras que decidió grabar en su cuerpo. Pero en su afán por tatuarse cometió un error que casi le cuesta muy caro: se inyectó tinta azul en los globos oculares en un procedimiento sumamente doloroso.

 

"Ni siquiera puedo comenzar a describir cómo era la sensación, era cómo si el ojo fuera penetrado con fragmentos de vidrio", relató Amber a la cadena Barcroft TV.

Semejante intervención le provocó una ceguera que le duró más de 20 días: “Fue muy intenso y muy doloroso. Mis ojos se mantuvieron abiertos mientras se inyectaba la tinta en mi ojo con una jeringa. Estuve ciega durante tres semanas”.

 

Sin embargo, lejos de arrepentirse de toda su transformación la reconocida instagramer se enorgulleció de los 200 diseños que tiene en su cuerpo: "No me preocupa cómo me veré cuando sea mayor, entiendo que todos envejecen y no creo que nadie se vea demasiado "bonita" a los 70 años", sentenció.