Miércoles 17 de Agosto de  2022 // 10:52 hs

Se viene la tercera: “La Casa de Papel” ya rueda su nueva temporada

El creador de la serie, Álex Pina, adelanta qué podemos esperar de la continuación de la exitosa serie emitida por Netflix.

Escrito en INTERNACIONALES el

La preparación de la tercera temporada tiene en ascuas a medio planeta. “La casa de papel”, la serie de habla no inglesa más vista en Netflix, es un auténtico fenómeno social cuya fuerza reside en “descolocar” moralmente al espectador, dijo su creador Álex Pina.

Cuando el gigante estadounidense empezó a difundir el año pasado esta serie española sobre un espectacular atraco a la Fábrica Nacional de Moneda y Timbre de Madrid, la convirtió inesperadamente en oro. Y es que previamente, su exhibición en el canal de televisión español Antena 3 había cosechado una audiencia limitada.

Apoyada en una simbología fuerte, como la canción de resistencia “Bella ciao”, a la que la serie ha dado una segunda vida, o las caretas de Dalí que llevan los atracadores y se venden a raudales en la calle, “La casa de papel” engancha hasta a famosos, desde Neymar a Alejandro Sanz, quien solicitó un DVD antes de su estreno en Netflix, según Pina.

Producto paradigmático de una era en que las series se consumen en cualquier parte y momento, “La casa de papel” arrastra a los telespectadores con el ingrediente adictivo del suspenso y el atractivo de la “resistencia”. Inspirada en el movimiento de protesta de los Indignados en España, la guionista y coproductora Esther Martínez Lobato afirma que “el mensaje político es la última cosa de la que queremos hablar en la escala de cosas que queremos hablar. Tenemos una banda de desencantados, de gente perdedora, una “Tokio” que no tiene adonde ir, una “Nairobi” que tiene una historia tremenda, todos los personajes tienen un poso de una realidad muy dura, donde tú te sumas a ellos porque quieres que ganen”.

Pero, claro, la gente no quiere que ganen todos. “Un gran sector de la gente que quería matar a Arturo y que realmente lo odiaba”, cuenta Pina, aunque agrega que “sin embargo un muestreo entre los fans de la serie muestra que a la gente le gusta odiar a Arturo”.

Arturo es un personaje que, explica Pina, sirve para entender cómo la serie “descoloca al espectador moralmente. No sabe si “Berlín” es un tipo al que hay que odiar, es realmente misógino, despreciable, cruel, y luego lo adoras. Estamos cambiando el foco moral y manipulando al espectador y creo que al espectador le gusta que hagamos eso”.

Sobre lo que se viene, Pina revela que “estuvimos dos meses pensando si podíamos abrir (la serie). Encontramos una idea que creemos que es maravillosa y todo se puso en marcha”.

“Vamos a intentar trabajar la fragmentación, el desorden temporal. Cada vez el espectador es más experto, ve muchísimas horas de ficción al día. Puede que lleguemos a manejar cinco tiempos en un mismo capítulo”, agrega sobre lo que se viene.