Ecuador: comenzó el diálogo entre el gobierno de Lenín Moreno y los líderes indígenas

La ONU confirmó que todas las partes ya están sentadas en la mesa de negociaciones con el objetivo de resolver la crisis que lleva 11 días de violentas protestas en las calles del país por la quita del subsidio a los combustibles.
domingo, 13 de octubre de 2019 · 21:00

El presidente ecuatoriano, Lenín Moreno, y los principales líderes del movimiento indígena del país inauguraron este domingo una mesa de diálogo para poner fin a las fuertes manifestaciones de los últimos días contra la eliminación del subsidio a los combustibles.

El inicio de las conversaciones, que se desarrollan de manera privada, se realiza en las instalaciones de la Unidad Educativa Salesiana “Cardenal Spellman”, un colegio ubicado en el sector de San Patrico, en la zona de Lumbisí, a unos 30 kilómetros al sureste de Quito.

El proceso empezó con un minuto de silencio por las personas fallecidas en las jornada de protesta que comenzaron el pasado 3 de octubre.

Altos dirigentes de la Confederación de Nacionalidades Indígenas (Conaie), la organización indígena más importante de Ecuador, junto con otras como la Feine y la Fenocin, acudiieron al diálogo con el Gobierno para tratar de “encontrar una solución” consensuada al conflicto, que ya lleva 11 días de caos.

“Una vez que logremos establecer las condiciones técnicas y de seguridad para que pueda existir un diálogo productivo lo comunicaremos a la sociedad a través de este canal oficial”, añadieron el Episcopado y el Sistema ONU en uncomunicación.

En términos más concretos, tanto la CONAIE como el presidente Moreno se han comprometido a revisar el decreto 883, que eliminaba el subsidio a la gasolina, para responder al acuerdo alcanzado con el Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre una inyección de 4.200 millones de dólares para el país.

Tras el anuncio, la CONAIE ha pedido a las Fuerzas Armadas, la Conferencia Episcopal, la ONU y otras instituciones, garantías y vigilancia para los diálogos.

De forma paralela, las violentas protestas que tuvieron lugar en el centro de Quito hasta el sábado se reanudaron esta tarde en las inmediaciones del parque El Arbolito, donde se ubica el Ágora de la Casa de la Cultura Ecuatoriana, lugar de concentración de la fuerza indígena.

La Policía ha tenido que usar abundante gas lacrimógeno para repeler las protestas y cumplir el estado de "toque de queda" aplicado desde la tarde del sábado en Quito por el Gobierno, que no se ha cumplido de forma cabal.

Ecuador cumple este domingo once días desde que se desatara una oleada de manifestaciones contra el incremento de los precios de los combustibles, que forma parte de las condiciones de un acuerdo crediticio con el Fondo Monetario Internacional (FMI). 

Fuente; Infobae