Chile: comienza la identificación de víctimas del avión Hércules C-130 accidentado en vuelo a la Antártida

El Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea, Arturo Merino, desestimó la posibilidad de hallar sobrevivientes. El presidente Sebastián Piñera se reunió con familiares de las víctimas en privado.
viernes, 13 de diciembre de 2019 · 11:09

El Servicio Médico Legal de Punta Arenas, en la Región de Magallanes, comenzó a recibir a los familiares de los 38 pasajeros fallecidos en el accidente del Hércules C-130 que se dirigía a la Base Eduardo Frei Montalva, operación chilena en la Antártida. Las muestras de sangre se utilizarán para identificar los restos mortales que desde el miércoles se han encontrado a 518 kilómetros al sur poniente de Ushuaia.

Eran las 11.30 de la mañana del jueves cuando el Comandante en Jefe de la Fuerza Aérea de Chile​, Arturo Merino, y el Ministro de Defensa, Alberto Espina, realizaron una conferencia de prensa para confirmar oficialmente lo que la noche anterior ya les había sido comunicado a los parientes de los tripulantes y pasajeros del vuelo: se hallaron restos humanos y las posibilidades de supervivientes son tendientes a cero.

“Las partes encontradas del avión hacen prácticamente imposible que existan sobrevivientes. Las familias están siendo apoyadas por la institución en distintas áreas”, expresó el general del aire, y agregó que “48 horas después, hemos encontrado el avión y puedo señalar que para esto se han dispuesto 23 medios aéreos, 14 navales y 8 agencias internacionales con capacidades satelitales. Ello nos ha permitido ubicar el avión”.

Cabe señalar que, entre los barcos y aviones dispuestos, se encuentran el ARA Islas Malvinas, de la marina argentina y un Hércules C-130 de la fuerza aérea nacional. Si bien su zona de búsqueda inicial fue un cuadrante distinto al que, finalmente, dio resultados en la búsqueda, todas las unidades han sido reorganizadas para acotar la búsqueda a la zona de hallazgos.

Por su parte, el ministro Espina comprometió todos los recursos necesarios para esclarecer los hechos: “El país se merece saber lo que ocurrió. Es lo menos que se puede hacer cuando hay 38 personas fallecidas”. Las hipótesis que rondan, hasta ahora, son tres: Un apagón total de los circuitos eléctricos y de comunicación de la aeronave; una falla en el anclaje del ala similar a la reportada por Estados Unidos el año pasado; y el factor humano, donde podría incluso haberse generado una explosión pues a bordo se trasladaban tanques de oxígeno para oxicorte, que serían utilizados en la reparación de la base.

De manera privada y fuera de su agenda oficial, el presidente Sebastián Piñera acudió a la Base aérea de Cerrillos, en Santiago, para reunirse con los familiares que permanecieron en la ciudad y no viajaron al sur del país. (Fuente: clarin.com)