Quién es Assange, el hacker al que EEUU considera una "amenaza para la seguridad nacional"

El hombre se encontraba en la Embajada de Ecuador desde 2012.
jueves, 11 de abril de 2019 · 10:57

Tras casi siete años en los que permaneció bajo la condición de asilo en la embajada de Ecuador en Londres, el fundador de WikiLeaks, Julian Assange, fue arrestado este jueves por la Policía Metropolitana para que comparezca ante las autoridades de Reino Unido.

Assange, de nacionalidad australiana y cuya página de internet WikiLeaks se ha usado para filtrar información de grandes escándalos políticos y financieros, es un héroe para muchos. Para otros, sin embargo, es un peligro para la seguridad de grandes potencias como Estados Unidos.

Assange, de 47 años, deberá ahora presentarse ante la justicia y se espera que el gobierno de Estados Unidos presione para que sea extraditado a ese país para responder por los cargos de filtración de documentos secretos, espionaje y traición.

Pero, ¿quién es este misterioso hombre que pasó los últimos siete años encerrado en una embajada y que Estados Unidos busca ávidamente para llevarlo a juicio?

Polémico

Para sus admiradores, Assange es un valeroso adalid de la verdad. Para sus críticos, sólo busca publicidad aun a costa de poner en peligro las vidas de otros al revelar información de carácter sensible.

Quienes lo conocen lo describen como una persona intensa, motivada y muy inteligente, con una capacidad excepcional para descifrar códigos informáticos.

 

En 2006 creó WikiLeaks, una web que publica documentos e imágenes confidenciales, generalmente filtrados por fuentes no identificadas públicamente con el fin de develar escándalos y casos de corrupción.

En abril de ese año, el sitio fue noticia en todo el mundo al revelar fotos de soldados estadounidenses que disparaban desde un helicóptero y causaban la muerte de 18 civiles en Irak.

Desde entonces adoptó un estilo de vida nómada a medida que se iba haciendo famoso por sus revelaciones.

En 2010 WikiLeaks se hizo aún más popular con la masiva filtración de material clasificado del Ejército de EE.UU. sobre las guerras de Afganistán e Irak.

Ese mismo año Suecia lo reclamó por dos acusaciones de acoso sexual.

Las autoridades suecas querían interrogarlo por versiones que señalaban que había violado a una mujer y había acosado sexualmente a otra en agosto de 2010, durante una visita a Estocolmo para dar una conferencia.

Él asegura que ambos encuentros fueron consentidos.

En aquel entonces, Assange pasó los meses que siguieron a la acusación en arresto domiciliario en una casa rural inglesa, desde donde luchó contra la orden de extradición a Suecia.

A finales de mayo de 2012, sin embargo, la Corte Suprema de Reino Unido ordenó que se ejecutara la extradición.

Días más tarde, Assange se presentó en la embajada de Ecuador en Londres y solicitó asilo, con el argumento de que existía una "persecución" en su contra.

El presidente del país entonces, Rafael Correa, le prestó ayuda. Estaba alojado en la sede diplomática ecuatoriana desde el 19 de junio de 2012.

 

En mayo de 2017, la Justicia sueca decidió cerrar el caso, al no poder proseguir con la investigación debido a la condición de encierro en que se encontraba el acusado.

Assange anotó entonces que ese caso lo había obligado a permanecer encerrado y lejos de su familia, "Ni perdono, ni olvido", dijo en un comunicado por entonces.

Sin embargo, pese a que la extradición a Suecia ya no era una amenaza, el australiano se negó a abandonar la embajada, porque consideraba que corría riesgo de ser enviado a Estados Unidos para ser interrogado por las actividades de WikiLeaks.

Este jueves, tras la revocación del asilo, fue trasladado por la policía de Londres a las instalaciones de Scotland Yard. De acuerdo a lo señalado por las autoridades, será puesto a disposición de las cortes que solicitan su presencia para determinar su situación judicial.

Fuente: BBC