Guaidó descarta la salida militar, mientras la crisis hunde más a Venezuela

El presidente interino dijo que nunca estuvo esa opción. En Maracaibo el 75% del parque industrial y comercial está casi paralizado.
lunes, 15 de abril de 2019 · 12:07

El presidente interino de Venezuela designado por el parlamento, Juan Guaidó, descartó taxativamente por primera vez la posibilidad de recurrir a una intervención militar extranjera para poner fin al régimen chavista del mandatario Nicolás Maduro.

“El único que puede autorizar una misión e intervención extranjera es el parlamento nacional” y “esto elimina cualquier posibilidad de intervención militar”, dijo Guaidó en una entrevista publicada por el diario Clarín.

“Nosotros nunca hemos puesto la opción militar sobre la mesa”, sino que “hemos hablado de cooperación internacional”, sostuvo el presidente de la Asamblea Nacional (AN) y mandatario interino de la república.

 

“No puede haber una intervención militar pero sí cooperación internacional”, subrayó el líder antichavista.

La posibilidad de una intervención militar extranjera para sacar del gobierno a Maduro se menciona desde que Guaidó juró como mandatario encargado, el 23 de enero pasado.

Desde entonces, Guaidó y varios líderes extranjeros –especialmente el presidente de Estados Unidos, Donald Trump– afirmaron, cada vez que fueron consultados al respecto, que “todas las opciones” estaban “sobre la mesa”, sin confirmar ni desmentir esa posibilidad.

 

En Venezuela, una amplia mayoría de dirigentes y analistas rechaza la eventual invasión, mientras una mayoría equivalente de ciudadanos comunes la tolera con tal de poner fin al gobierno de Maduro.

Al menos tres colaboradores directos de Guaidó dijeron a Télam que el presidente interino rechazaba íntimamente esa posibilidad, pero prefería no hacerlo en público porque creía que de ese modo restaría un factor de presión sobre el chavismo.

Asimismo, una encuesta de la firma Meganálisis publicada a mediados de marzo indicó que 87,5 por ciento de los venezolanos creía que la AN debía “autorizar que misiones militares extranjeras se empleen en el país”.

La posibilidad de una supuesta invasión militar comenzó a desvanecerse el 25 de febrero, cuando fue firmemente rechazada por el Grupo de Lima. También pareció quedar de lado en sucesivas declaraciones del representante especial de la Casa Blanca para Venezuela, Elliott Abrams, aun cuando otros funcionarios estadounidenses siguieran sin descartar la eventual invasión. 
 

Ciudad en ruinas

Sólo queda el recuerdo de sus luminosas y modernas avenidas en las que era fácil cruzarse con lujosas camionetas tripuladas por ricos hacendados o empresarios vestidos a la última moda, que hacían pensar en el esplendor de un país petrolero.

Vías casi desoladas y en completa penumbra, repletas de basura y escombros; pequeñas camionetas que fungen como transportes públicos, atestadas de pasajeros sentados hasta en el techo; kilométricas filas de vehículos a las puertas de las estaciones de servicio, y decenas de personas cargando todo tipo de envases plásticos con agua, se han convertido en la escena constante de la ciudad occidental de Maracaibo, la segunda mayor de Venezuela.

 

 

A las puertas de su centro comercial más grande, símbolo de los años de opulencia, ahora pernoctan una tanqueta blanca de la Guardia Nacional y algunos uniformados que forman parte de la vigilancia que se instaló en el lugar tras los saqueos del mes pasado, en los cuales fueron arrasados casi 600 comercios en la ciudad.

Tras el apagón nacional del 7 de marzo, la capital del estado petrolero de Zulia, donde habitan cerca de dos millones de personas, entró en una profunda crisis, con cortes de luz que suelen extenderse más de 12 horas y que han dejado sin agua a una de las ciudades más calurosas del país.

La crisis eléctrica desatada hace mes y medio mantiene paralizado cerca del 75% del parque industrial y comercial del Zulia, y los pocas empresas que logran salir airosas es porque cuentan con plantas eléctricas. 

 

Bloquean la señal de la Deutsche Welle

Las autoridades venezolanas ordenaron bloquear la señal de la televisora alemana Deutsche Welle en español. La Comisión Nacional de Telecomunicaciones (Conatel) “ha eliminado la señal de Deutsche Welle (DW) en español de la red de cable de ese país”, indicó la televisora alemana en un comunicado. El director general del canal, 
Peter Limbourg, llamó a la administración venezolana a “restablecer la señal del canal”. 
Limbourg, citado en el comunicado, destacó la atención que ha tenido la cobertura periodística de DW en Venezuela, sobre todo con el programa que se emite a diario sobre la actualidad de ese país.

“Vamos a hacer todo lo posible para que nuestros televidentes sigan siendo informados”, agregó el director del canal. Conatel no ha emitido ninguna comunicación oficial sobre el bloqueo de la señal de Deutsche Welle.

Otras Noticias