¡Descubre las increíbles ventajas de contar con un TPV en tu negocio de hostelería!

El TPV o terminal de punto de venta facilita las tareas que se realizan en establecimientos de todo tipo, también los de hostelería. Además sirve para evitar algunos problemas que se dan en el día a día de los mismos, como por ejemplo algún desajuste en la caja.
jueves, 20 de junio de 2019 · 11:07

Pues bien, a continuación vamos a hablar de las ventajas que pueda aportar comprar TPV en un negocio de hostelería.

Ayuda a evitar problemas cotidianos de control

El TPV es un sistema de gestión moderno que ayuda a simplificar el balance de las cuentas, haciendo que no sea necesario realizarlo de forma manual ni tener que utilizar gran cantidad de papel, en el que suele faltar algún ticket o dato. Tener un TPV influye directamente en el control de la información y en que la caja cuadre.

Permite ahorrar tanto tiempo como dinero

Gracias al TPV no hay que repetir una misma tarea continuamente, al permitir automatizar largos procesos diarios. Así se hace posible optimizar el trabajo y dedicarse más tiempo al negocio, consiguiendo mayores beneficios.

Da la posibilidad de controlar el stock

En el ámbito de la hostelería es bastante frecuente que se den pérdidas por errores de almacén, pero contar con un sistema de gestión permite controlar el stock de forma muy exhaustiva. De este modo, se puede disponer de información del inventario en tiempo real, facilitar costes y márgenes exactos y controlar a los proveedores.

Hace que el trabajo de los camareros sea más ágil

El TPV es una herramienta intuitiva y rápida que da la información que se necesita para evitar problemas con el servicio. Gracias a los comanderos electrónicos que recogen los comandos a través de voz y que aportan datos sobre la actividad de los empleados, se puede analizar su eficacia y rendimiento.

Monitoriza resultados

Con el TPV se recoge información de todo lo que sucede diariamente en el local, lo que permite adaptarse a las necesidades requeridas para mejorar el trabajo. Con los datos obtenidos se ofrecen resúmenes y estadísticas de venta, beneficios y ganancias, e incluso se puede exportar la contabilidad.

Posibilita la gestión a distancia

La conectividad a la nube permite ofrecer información en tiempo real desde cualquier dispositivo, siendo así posible descargar informes, consultar ingresos, visualizar cancelaciones, etc. Todo ello redunda en una comunicación interna efectiva y que no presenta errores.

Se puede ofrecer un mejor servicio al cliente

Esto se debe a que se reduce el tiempo de espera de los comensales, a la posibilidad de ser más preciso en sala aportando facilidades en el pago, y a que ofrece más opciones en las cuentas finales.

Centraliza todos los locales

Junto a todo lo anterior, cabe destacar que el TPV facilita la gestión global de los negocios, al ofrecer la posibilidad de sincronizar resúmenes de distintos locales y contar con un informe unificado de una red entera de establecimientos.

Mejora la imagen del local

Disponer de sistemas modernos como el TPV es también fundamental para dar una mejor imagen del negocio, más actualizada.