Polémica en Brasil, un equipo goleó 56-0 y batió un nuevo récord

El Flamengo consiguió su tercer triunfo consecutivo y es líder del Grupo E del Campeonato Carioca femenino. Flavia, con 14 tantos, fue la figura del partido. Por su parte, Greminho no remató al arco
domingo, 29 de septiembre de 2019 · 20:12

Aunque parezca imposible, un equipo ganó 56 a 0 este fin de semana. La apabullante victoria tuvo lugar en el Campeonato Carioca femenino de Brasil y dejó en evidencia la enorme diferencia que existe entre algunos de los equipos que participan del torneo.

El partido se abrió al minuto de juego en favor del Flamengo y antes de los 15 el marcador ya 12-0. El community manager del cuadro negro y rojo informó el resultado en vivo, sin embargo, en la seguidilla de goles se perdió y al final del primer tiempo actualizó de repente el 29-0 parcial.

Evidentemente, el cuadro local entendió que bajar el ritmo no era la mejor decisión ante un Greminho que se arrastraba en el campo de juego. Por eso, en el complemento siguió la masacre deportiva.

En 22 minutos de la segunda mitad, Flamengo anotó otros 14 tantos y estiró la diferencia a 43-0. El duelo terminó con el apabullante 56-0 y con la jugadora Flavia como la máxima anotadora, con 14 festejos. “Estamos muy contentos con ese resultado porque nuestro esfuerzo valió la pena”, declaró la delantera tras el cotejo.

Por su parte, el entrenador Ricardo Abrantes celebró la victoria y felicitó a sus jugadoras la actuación: “Estamos felices por el marcador. Hacer que Flamengo establezca un récord como este es algo que nos hace muy felices. El otro equipo era más débil, pero las chicas jugaron su parte. Es una competencia. Fue una actuación seria, sin descuidar a nadie, y puedo decir que hemos logrado nuestro objetivo”.

El 56-0 es un nuevo récord en el fútbol brasileño Brasil, aunque no es la máxima goleada de la historia. El triunfo más holgado sigue siendo para el AS Adema de Madagascar que en 2002 le ganó 149 a 0 al Stade Olympique L’Emyrne en el marco del Campeonato Malgache. Claro, en ese duelo, el conjunto visitante comenzó a convertirse goles en propia puerta en señal de protesta contra el árbitraje. Fuera de reclamos, en el fútbol masculino todavía nadie ha podido superar el 36-0 del Arbroath FC ante el Bon Accord por la Copa Escocia de 1885.

Fuente: Infobae