Una secta mató a una madre embarazada y sus cinco hijos

Otras 15 personas, heridas, fueron rescatadas en una remota área indígena de Panamá. Las autoridades detuvieron a 10 supuestos religiosos de la agrupación "Nueva Luz de Dios".
viernes, 17 de enero de 2020 · 10:50

Las autoridades de Panamá informaron que una mujer embarazada y sus 5 hijos de entre 1 y 11 años, además de una joven de 17, fueron presuntamente asesinados y enterrados en una fosa por miembros de una secta religiosa que actuaba en una remota área indígena, y que los sospechosos de la masacre están detenidos.

El miércoles la televisión local informó de que siete cadáveres se encontraban en una fosa ubicada en una apartada zona de la comarca Ngäbe Buglé, donde el jueves mismo fueron rescatadas 15 personas, heridas y golpeadas, que estaban secuestradas por supuestos miembros de una secta que los sometió a ritos exorcistas.

"El Ministerio Público confirma la ubicación de una fosa con 7 cadáveres, correspondientes a 6 menores de edad de 1, 3, 9, 9, 11 y 17 años. Además de una mujer adulta que estaba embarazada de aproximadamente 4 a 6 meses, madre de 5 de los menores", publicó el organismo judicial en su cuenta de Twitter.

Diez supuestos pastores de la "secta La Nueva Luz de Dios" fueron detenidos por fuerzas especiales de la Policía Nacional y traslados el miércoles desde la aldea indígena Alto Terrón hasta la ciudad de Santiago de Veraguas.

La Fiscalía dijo este jueves que "todos los presuntos autores del hecho han sido aprehendidos y serán llevados ante el Tribunal de Garantías en Bocas del Toro entre mañana y el sábado" y que las autoridades habían evitado que otras 15 personas fueran asesinadas. Estas fueron rescatadas y enviadas a centros hospitalarios", añadió la Fiscalía en sus mensajes en la red social.

El fiscal superior de Bocas del Toro, Rafael Baloyes, dijo que los cadáveres hallados en la fosa presentan claros signos de tortura, y que entre los detenidos por la masacre está el abuelo de los 5 pequeños asesinados.

"Todos los autores del hecho son indígenas, es más uno de los autores del hecho es abuelo de los niños, o sea, se conocían, eran parte de la misma comunidad", dijo el fiscal en un vídeo difundido por el Ministerio Público.

 De acuerdo a los testimonios recabados, la mujer embarazada y sus 5 hijos fueron llevados a una edificación que servía como iglesia en la aldea para "celebrar el culto y los masacran", un hecho que habría ocurrido el lunes pasado.

"También fue asesinada una vecina, era una menor de edad", dijo Baloyes en referencia a la séptima víctima, de 17 años, hallada en la fosa, que habrían cavado los miembros de esta secta que llevaban "más de 3 meses practicando" el culto en esa zona de la comarca.

 

Valorar noticia