Madera reutilizable y cañas de bambú: así luce el “Village Plaza” de la Villa Olímpica Tokio 2020

Es un complejo hecho con madera reciclable. La construcción fue realizada bajo técnicas japonesas y será una zona de ocio y servicios para los atletas.
miércoles, 29 de enero de 2020 · 13:54

Además de la importante innovación tecnológica que prometen estos Juegos Olímpicos, Tokio 2020 también buscan ser uno de los torneos más sustentables de la historia.

Tras la las medallas hechas con “basura tecnológica” (mediante la donación de artefactos electrónicos que no se utilizan), las camas de cartón (soportan 200 kilos y luego serán recicladas para fabricar productos de papelería), los podios de premiación (hechos de plásticos donados por el público) y la antorcha olímpica (se construyó con desechos de aluminio de las viviendas temporales que fueron utilizadas durante el último terremoto que azotó a Japón) ahora fue el turno de la presentación de la “Village Plaza”.

Esta campaña va de la mano de la denominada “Operación BATON" (construir un pueblo de atletas con Madera de la Nación). Este proyecto consiste en que distintas comunidades de Japón presten madera producida localmente para la construcción de la Villa Olímpica. Una vez finalizado los Juegos, todo será desmantelado y las maderas regresarán a los municipios para que puedan volver a ser utilizadas. El complejo alojará a 18 mil atletas.

El complejo contará con cafeterías y tiendas para los atletas, una sala de prensa y espacios para eventos relacionados con los Juegos Olímpicos. El tejado, por su parte, está hecho de acero recubierto con bambú, para mejorar el aislamiento térmico. Además, cuentan con tuberías descubiertas por las que recorrerá agua fría para refrescar el interior.

“Toda la madera empleada procede de explotaciones sostenibles y ha sido donada por 63 municipios de Japón. Y será devuelta a estos para su reutilización tras los Juegos”, explicó Naraka Makihara, el responsable de sostenibilidad de infraestructuras de Tokio 2020.

La inauguración oficial del complejo será el 14 de julio, pocos días antes del inicio de la competencia y comenzará a desmontarse el 9 de septiembre, cuando finalicen los Juegos Paralímpicos. La misma tuvo un costo de 2.400 millones de yenes (aproximadamente unos 19 millones de euros) y la intención es que los materiales sean reutilizables para la creación de parques públicos o escuelas.

Esta construcción temporal se inspiró en la tradicional arquitectura japonesa.

Fuente: Infobae 

Valorar noticia