Médicos acusaron a una nena de 6 años de simular síntomas y al final le detectaron cáncer

Ocho veces los médicos mandaron a una nena de 6 años a su casa a la que acusaron de fingir síntomas. En forma reciente le realizaron otros estudios y detectaron que padece un tipo de cáncer de sangre poco común.
miércoles, 28 de octubre de 2020 · 08:16

Emma Osborne, la mamá de Elizabeth, contó que en marzo pasado la niña se despertó con un dolor insoportable en la cadera y la llevó a la guardia.

Allí le realizaron una serie de radiografías y análisis de sangre, que aparentemente no revelaron ninguna anomalía. Los médicos consideraron que podría tratarse de sinovitis transitoria de cadera, una dolencia común en los chicos.

Sin embargo, con el correr de los días, Elizabeth seguía experimentando malestar, por lo que volvieron a llevarla varias veces al hospital, donde los médicos aseguraron que estaba bien y la enviaban de nuevo a su casa.

Uno de los médicos incluso sugirió que la nena estaba fingiendo los síntomas porque recibía un premio después de cada visita al hospital.

Pero Emma desconfió de los diagnósticos, sobre todo porque sospechaba que su hija podría padecer, al igual que ella, artritis temprana.

Con el paso de los meses los síntomas de Elizabeth se hicieron más fuertes y le apareció un bulto en la mejilla.

De nuevo en el hospital, le realizaron una resonancia magnética y el 6 de octubre le detectaron un tipo raro de cáncer de sangre denominado linfoma de Hodgkin.

A partir de eso, la chiquita comenzó la quimioterapia que durará dos años y medio.

"Pensar que tu hija estuvo sentada con cáncer en su cuerpo durante siete meses sin tratamiento es simplemente terrible", lamentó Emma.

La mujer busca ayudar a crear conciencia para que los padres "confíen en sus instintos", porque ellos son quienes mejor conocen a sus hijos.

Desde la Fundación del Hospital de la Universidad de Nottingham salieron a pedirle disculpas a la familia, según declaraciones que reproduce RT: "Lamentablemente, el cáncer infantil puede ser muy difícil de diagnosticar, especialmente en una forma muy rara como esta, y el personal médico a menudo necesita realizar numerosas pruebas para descartar otras afecciones antes de llegar a un diagnóstico". (Fuente: Telefé Noticias)