Los puntos claves del acuerdo entre Armenia y Azerbaiyán

Estos son los puntos centrales del acuerdo que pone fin a los enfrentamientos entre Armenia y Azerbaiyán en el Cáucaso.
martes, 10 de noviembre de 2020 · 20:52

 

Armenia y Azerbaiyán firmaron un acuerdo para poner fin a la guerra de las últimas seis semanas en la región separatista de Nagorno Karabaj, en el corazón del Cáucaso, con la mediación de Rusia, que desplegará una misión de paz para observar el cese de hostilidades.

Los siguientes son los principales claves que deja el acuerdo, según la agencia de noticias AFP.

• El cese total de los combates, iniciados el 27 de septiembre, entró en vigor a las 21 GMT de ayer (18 hora de Argentina).

• Azerbaiyán vuelve a tener el control de la ciudad histórica y estratégica de Shusha, ubicada en la ruta que une Armenia con la capital separatista, Stepanakert; de varios de los siete distritos que componían el cordón de seguridad de los separatistas armenios desde los años 1990; y Armenia debe entregar otros distritos de este cordón, que eran controlados desde los años 90 por sus fuerzas, como Kalbajar antes del 15 de noviembre de 2020, Agdam antes del 20 de noviembre de 2020 y Lachin antes del 1 de diciembre de 2020.

• La región separatista de Nagorno Karabaj, que ningún país miembro de la ONU reconoce, seguirá existiendo, pero con un territorio menor: su única relación física con Armenia será ahora el corredor de Lachín, de cinco kilómetros de ancho, que llega hasta la capital del enclave, Stepanakert. La capital estará rodeada al Este y al Oeste, al Norte y al Sur, por territorios bajo control azerbaiyano.

• Una misión de paz de 1.960 soldados rusos, 90 vehículos blindados y 380 vehículos con material especializado son desplegados a lo largo de la llamada "línea de contacto", es decir, entre las zonas bajo control armenio y azerbaiyano para garantizar el cumplimiento del cese de hostilidades. Cuando el despliegue concluya, las fuerzas armenias que están allí desde el fin de la guerra de los años 1990 se retirarán. El mandato de la misión rusa es de cinco años, que se renovará automáticamente por un período igual, excepto que una de las partes se oponga.

• La Agencia de la ONU para los Refugiados va a organizar el retorno de los refugiados y de las poblaciones desplazadas por el conflicto. En paralelo, ambos países realizarán un intercambio de prisioneros y de cuerpos de personas fallecidas.

• No hay ninguna previsión sobre un acuerdo de paz definitivo; sin embargo, Rusia se mostró optimista de que este acuerdo puede llevar a una resolución del diferendo territorial final más adelante.

• Resta definir cuál será el rol de Turquía en esta nueva realidad en Nagorno Karabaj. Azerbaiyán informó que coordinará la misión de monitoreo con Rusia, pero Moscú informó que no habrá soldados turcos en el terreno.

• El mediador histórico del conflicto, el grupo de Minsk de la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE), presidido por Estados Unidos, Rusia y Francia, no se menciona en el acuerdo.