Jair Bolsonaro amenazó a Joe Biden: "Cuando se acaba la saliva, hay que tener pólvora"

Durante la campaña presidencial, Biden aseguró que impondría sanciones económicas a Brasil si no acababa con los brutales incendios en la selva tropical más grande del mundo.
jueves, 12 de noviembre de 2020 · 08:11

El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, aseguró que "la diplomacia no es suficiente" en relación a las advertencias del presidente electo de Estados Unidos, Joe Biden, quien aseguró que impondría sanciones comerciales y económicas al país sudamericano si no acababa con los brutales incendios en la Amazonia. Como para no dejar dudas respecto al tono de su mensaje, Bolsonaro dijo durante un acto con empresarios del país que "cuando acaba la saliva, hay que tener pólvora". El presidente de Brasil es uno de los pocos jefes de Estado del mundo que todavía no felicitaron a Biden luego de su triunfo en los comicios presidenciales estadounidenses. 

"Vimos hace poco a un gran candidato a jefe de Estado diciendo que si yo no apago el fuego de la Amazonia va a levantar barreras comerciales contra Brasil. ¿Cómo vamos a hacer frente a todo eso?", se preguntó Bolsonaro mirando a su ministro de Relaciones Exteriores Ernesto Araújo durante un acto oficial en Brasilia. 

Sin mencionar a Biden, Bolsonaro buscó a su manera mostrarse enfático a la hora de preservar la soberanía de Brasil sobre la Amazonia. "La diplomacia no es suficiente. Cuando acaba la saliva, tiene que haber pólvora. No hace falta ni usar la pólvora, pero tiene que saber que hay", advirtió el mandatario, quien mantiene una relación de amistad con Donald Trump y es uno de los pocos mandatarios del mundo que aún no reconoce la victoria electoral de Joe Biden y su vice, Kamala Harris.

En el primer debate presidencial con Trump el pasado 30 de septiembre, Biden dijo que Brasil tenía que ponerle fin a la "destrucción" de la Amazonia ya que de otro modo podría enfrentar "consecuencias económicas significativas". El presidente electo de Estados Unidos recogió así una de las banderas del sector más progresista del partido demócrata (representado en figuras del calibre de Bernie Sanders o Alexandria Ocasio-Cortez) como es el Green New Deal.

Biden adelantó que conversaría con otros países para ofrecerle al gobierno de Bolsonaro la suma de 20 mil millones de dólares con el fin de acabar con la deforestación que arrasa a la Amazonia. Ya a principios de marzo, el mandatario electo había dicho en una entrevista brindada a la revista Americas Quarterly que Bolsonaro debía ser consciente de que "si Brasil no es un guardián responsable de la selva amazónica", sería su futuro gobierno en la Casa Blanca quien se encargaría de lograr "apoyo en todo el mundo para garantizar la protección del medio ambiente".

El mandatario brasileño reaccionó de inmediato a esas declaraciones y advirtió que "no aceptaba "sobornos criminales, demarcaciones o infundadas amenazas". También afirmó entonces que "algunos no entienden que Brasil cambió", que la soberanía del país "es innegociable", y calificó la declaración de Biden como "lamentable".

Bolsonaro, líder de ultraderecha alineado ideológicamente con Trump, manifestó en varias ocasiones durante la campaña electoral que apoyaba la reelección del presidente estadounidense y hasta ahora no realizó comentarios sobre la clara victoria de Biden en los comicios, a quien sigue llamando "candidato" sin siquiera nombrarlo. 

En el mismo acto de gobierno en que amenazó al presidente electo de Estados Unidos, Bolsonaro apeló a la homofobia para referirse a la pandemia de coronavirus. "Todo ahora es pandemia, hay que acabar con eso. Lamento los muertos, los lamento. Todos nos vamos a morir un día, aquí todos van a morir. No sirve de nada huir de eso, huir de la realidad. Tienen que dejar de ser un país de maricones”, manifestó el mandatario en el Palacio del Planalto, sede del gobierno federal.