"Me quedé con las ganas de pegarle una patada", bromeó Gattuso

Gennaro Gattuso, actual entrenador del Nápoli de Italia y otrora duro mediocampista, elogió las condiciones de futbolista que desarrolló el ídolo Diego Armando Maradona en la institución y, en tono de broma, señaló que se quedó "con las ganas de pegarle una patada", ya que ambos fueron parte de dos generaciones diferentes de jugadores.
jueves, 26 de noviembre de 2020 · 22:24

"Me quedé con las ganas por no haberle pegado una patada como jugador. Ese es mi remordimiento", sostuvo en tono bromista el DT del conjunto 'celeste', que hoy le ganó por 2-0 al Rijeka de Croacia, en partido por la cuarta fecha de la Europa Liga de fútbol.

"Diego (Maradona) ha muerto, pero Diego nunca morirá, sobre todo en esta ciudad. Cambió la historia del fútbol italiano y es un gran orgullo para toda Nápoles", puntualizó el hoy entrenador de la institución del sur italiano, con 42 años.

Gattuso, quien se desempeñó como férreo mediocampista en el Milan en su etapa como futbolista, hasta se animó a pronosticar que "si entre la gente de la ciudad se hace una encuesta entre quién es más popular, si San Gennaro (patrono) o Maradona, seguramente gane Diego", sentenció el DT, de acuerdo a lo revelado por el sitio 'Soy Calcio'.

Devenido en un auténtico emblema del club napolitano, Maradona falleció en la mañana del miércoles, a los 60 años, como consecuencia de un agudo edema de pulmón que derivó en una descompensación cardíaca.

"(Maradona) Nunca morirá porque ha hecho cosas extraordinarias. Su recuerdo permanecerá vivo. He tenido la dicha de cenar algunas veces con él, he hablado en bastantes oportunidades", confesó Gattuso.

Por su lado, el goleador histórico de la entidad, el belga Dries Mertens (119 goles en 269 partidos) dijo que "si la noticia ocasionó un mal momento en mí, me imagino por lo que debe estar sintiendo todo Nápoles".

"Diego fue la figura más importante del sur de Italia. Lo fue para el club y para la sociedad entera de Nápoles", aseveró el atacante.

Maradona, quien permaneció en Nápoli entre 1984 y 1991, guió al club a obtener dos 'scudettos' (1987 y 1990), además de una Copa UEFA (1989). (Télam)